Consejos para cuidar la salud de la piel

Piel sana

La piel es un gran órgano que necesita de sus cuidados para estar en las mejores condiciones posibles. Son muchas las afecciones que le pueden ocurrir a lo largo de la vida, por lo que deberíamos extremar los cuidados para poder nutrir nuestra piel y disfrutarla como se merece. No solo es una cuestión de estética, sino también de salud.

La piel es como un gran órgano que se enfrente a todo tipo de agresiones externas. Debe respetarse su equilibrio para que pueda regenerarse y nutrirse. Que luzca con buen aspecto también tiene mucho que ver con cómo nos cuidamos por dentro.

La higiene es importante

Higiene

La higiene de la piel es importante porque en ella se acumulan bacterias y suciedad. Hay que mantener una correcta higiene de la piel para evitar infecciones y problemas. Los productos que utilicemos también son importantes, aunque los que están formulados para la piel ya han sido testados para evitar irritaciones o alergias. Sea como sea, hay productos formulados para todo tipo de pieles. Las personas que sufren de piel atópica o dermatitis deberían comprar productos que sean delicados con la piel porque su barrera es más débil y se ve afectada por los factores externos con mayor facilidad. Además, hay que evitar el lavado excesivo con jabones porque esto puede alterar la barrera de protección de la piel y causar también dermatitis.

Bebe mucha agua

Beber agua

Cuando hablamos de agua también nos referimos a otro tipo de líquidos, ya que las infusiones o los zumos naturales hechos con frutas pueden ser una gran alternativa. Hay que evitar las bebidas prefabricadas o azucaradas. La piel se ve luminosa y sana cuando bebemos suficiente, ya que recibe la hidratación que necesita. Nuestros órganos necesitan ese agua para funcionar con normalidad y la piel también, de forma que si bebemos suficiente repondremos los líquidos que perdemos. Unos dos litros al día son necesarios para poder lucir una piel resplandeciente, más sana y más tersa.

Realiza ejercicio

El ejercicio es una gran fuente de salud si lo practicamos bien y con moderación. El ejercicio también tiene que ver con la salud de la piel, ya que gracias a él la piel recibe una mejor irrigación de los vasos sanguíneos. Seguramente te has dado cuenta de que después de realizar ejercicio tienes la piel más bella, con un mejor color y más luminosa. Esto es gracias a la mejora del torrente sanguíneo.

Cuida lo que comes

Buena alimentación

En nuestra alimentación se encuentra la clave de una vida sana y es algo que descuidamos en mucha ocasiones. Es por eso que deberíamos pararnos a pensar si estamos comiendo bien y cómo nos puede afectar. La piel necesita nutrientes y se los damos a través de la alimentación. Las proteínas forman la piel y los músculos, las vitaminas aportan todo lo necesario para un buen mantenimiento, los antioxidantes evitan el envejecimiento y los minerales la mantienen sana. Es necesaria una alimentación totalmente equilibrada que nos ayude a tener los nutrientes que cuidan la piel.

Exfolia e hidrata la piel

Exfoliar la piel

La piel debe cuidarse tanto desde dentro como desde fuera. A la alimentación hay que sumarle también el cuidado externo de la piel. Es importante exfoliar o cepillar la piel en seco para lograr eliminar las células muertas. La piel quedará mucho más suave y tersa si eliminamos estas células muertas. Por otro lado, el paso siguiente para una piel radiante es hidratarla también desde fuera. Las agresiones externas pueden llegar a secarla y dañarla. Es muy importante tenerla hidratada a diario para evitar problemas como los picores, la descamación, la sequedad o la dermatitis.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.