Consejos para crear tu propio exfoliante

exfoliante casero

Si quieres tener una piel en perfecto estado, el tratamiento de belleza ideal para ello es el exfoliante. Te ayuda a eliminar la suciedad e impurezas de los poros y de esta forma poder presumir de una piel limpia, suave y joven. A continuación te daré una serie de consejos para que elabores tu propio exfoliante casero y natural y puedas cuidar tu piel de la mejor manera posible.

Limón y azúcar

Un exfoliante muy sencillo de hacer y que te ayudará a limpiar perfectamente la piel de tu rostro, consiste en cortar un limón e impregnarlo en un poco de azúcar. Si tienes la piel demasiado sensible debes evitar este tratamiento.

Harina de avena

La avena es un producto ideal para la exfoliación de la piel debido a las numerosas propiedades curativas que tiene. Mezcla la avena con un poco de miel y aplica en la zona de tu cuerpo que quieras exfoliar.

Granos de café

Para elaborar este exfoliante natural basta con moler los granos de café y mezclarlo con un poco de miel o de zumo de manzana. Aplica esta mezcla en tu piel y deja actuar unos 20 minutos. Aclara con agua tibia y en unas semanas verás como tu piel mejora considerablemente.

exfoliante natural

Sal de mar

La sal de mar con un poco de agua es un excelente exfoliante que te ayudará a abrir los poros de la piel y eliminar todas las impurezas de la misma.

Almendras

Las almendras son una excelente fuente de vitamina E que viene muy bien para nutrir la piel y limpiarla perfectamente. Puedes moler un buen puñado de almendras y mezclar con un poco de aceite de oliva. Este exfoliante te ayudará a eliminar toda la suciedad de la piel y a tenerla perfectamente hidratada.

Estos son algunos ejemplos de exfoliantes caseros y naturales que pueden elaborar sin ningún poroblema y que te ayudarán a tener una piel limpia y joven.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *