Consejos para controlar la ira

Ira

La ira o el enfado es un sentimiento que todos hemos pasado alguna vez y que forma parte de las emociones más básicas y esenciales en el ser humano. Aunque en muchas ocasiones puede ser un sentimiento adaptativo, lo cierto es que la gran mayoría de las veces puede alterarnos y no ayudarnos a conseguir aquello que queremos, empeorando las relaciones con los demás. Por eso os vamos a dar algunos consejos para controlar la ira.

Controlar la ira no es fácil, por eso debemos aprender a identificarla para poder frenar ese sentimiento antes de que aflore y sea incontrolable. La ira es algo que puede surgir de forma natural, pero es fundamental el control de las emociones para mejorar las relaciones con las demás personas.

Piensa antes de hablar

Hablar tranquilamente

Esto es algo muy importante, porque cuando estamos discutiendo con alguien o nos hemos enfadado por algo es muy fácil caer en un bucle en el que cada vez nos enfademos más. Los sentimientos de ira y enfado estarán ahí y es cosa nuestra desviar ese sentimiento con otros pensamientos o alimentarlo. Por eso debemos pensar antes de hablar. Aumentar la ira de la otra persona tampoco es algo que nos beneficie a ambos. Piensa en tus palabras y en si van a aportar algo y en cómo las vas a expresar, ya que el respeto es fundamental. Una persona asertiva sabe cómo expresar sus sentimientos sin tener que herir a los demás.

Aléjate para tranquilizarte

Si notas que te estás enfadando mucho en una discusión siempre es mejor que te alejes para poder serenarte. Incluso puedes irte e ir a dar un paseo, algo que te ayudará a despejarte. Cuando nos serenamos vemos las cosas de forma diferente y podemos expresarnos con más tranquilidad, ofreciendo los puntos de vista sin enfadarnos con los demás. Esto es importante, porque como se dice siempre dos no discuten si uno no quiere. Si tienes que alejarte en ese momento exprésalo así y trata de respirar hondo para relajarte. Cuando notes que estás más tranquilo y que ya puedes dialogar con la otra persona entonces es un buen momento para retomar el tema.

Gasta energía

Hacer ejercicio

Cuando estamos enfadados por algo tenemos un gran pico de energía que puede ser mala para nosotros. Suele aumentar la tensión y las pulsaciones. Es una buena idea que hagamos ejercicio, al menos de forma moderada como ir a andar. Esto nos puede ayudar a gastar esa energía sobrante y a sentirnos mucho más relajados. Al estar más relajados podremos ver las cosas de otra manera. Además, el ejercicio nos ayuda a liberar hormonas que calman el estrés y generan un sentimiento positivo, algo que hará que cambie la balanza. Si haces esto verás que todo parecerá distinto cuando vuelvas a ese tema que te hace enfadar.

Trata de buscar soluciones

En muchas ocasiones nos enfadamos por cosas sin realmente buscar una solución. Si ocurre algo sobre lo que no tenemos control o que ha hecho otra persona debemos tratar de encontrar una solución. Esto sin duda es lo más importante. Y si no hay solución tenemos que intentar encontrar formas de sobrellevar la situación, buscando recursos para evitar el estrés. Ante una situación que nos hace enfadar podemos dejarnos llevar por la ira, algo que nos va a perjudicar directamente a nosotros o por el contrario podemos intentar aprender de ello y adaptarnos a la nueva situación cuanto antes, evitando sentimiento que nos perjudican. Es difícil aceptar determinadas situaciones pero cuanto antes lo hagamos será mucho mejor para nosotros. La ira suele ser un sentimiento que puede ser válido en ocasiones pero a largo plazo no nos beneficia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.