Consejos para combatir el dolor lumbar

Dolor lumbar

Se dice que más del 80% de la población tendrá dolor lumbar en algún momento de su vida. Es uno de los más comunes y siempre que no haya problemas añadidos o complicaciones, se puede llegar a aliviar si seguimos una serie de hábitos o de consejos que hoy te proponemos.

Aunque puede aparecer de manera progresiva, se puede convertir en un problema para nuestra vida. Un problema que puede hacer que nos tengamos que ausentar del trabajo o de realizar las tareas diarias. Por eso, debemos de seguir una serie de pautas y si no se mejora, acudir a nuestro médico o especialista.

Ejercicio físico a diario

El ejercicio físico siempre es recomendable. Pero no cuando tengamos el dolor lumbar, sino mucho antes. Cada día debemos buscar un poco de tiempo para hacer alguna de las actividades que nos gustan. Ya que con ellas conseguiremos que nuestro cuerpo se relaje y nos llenaremos de energía diciendo adiós al estrés. Algunas disciplinas como el yoga o bien pilates pueden ser muy recomendadas. Pero eso sí, siempre ante cualquier duda, es conveniente que consultes con tu médico.

Ejercicios de yoga

Controla la posición de tu cuerpo al sentarte

Porque tanto si pasas mucho tiempo sentado en el sofá o bien, delante de un ordenador por cuestión de trabajo, tienes que controlar la postura. No es algo sencillo, porque no todo el rato podemos estar pendientes de ella, pero es necesario. La parte de la pantalla debe quedar a la altura de los ojos, de ahí que nuestro cuerpo esté ligeramente erguido y apoyado contra el respaldo de la silla. Los pies también debemos apoyarlos contra el suelo y evitar cruzar demasiado las piernas. No está de más, el poner un cojín sobre la zona lumbar, ya que descansaremos mejor.

¿Cómo caminas?

Quizás es una pregunta que puede sonar un tanto extraña. Pero si hemos hablado de controlar la posición mientras estamos sentados, caminando no se iba a quedar atrás. Intenta no llevar los hombros hacia delante. Debemos considerar una posición erguida, pero sin forzar ni doblar el cuello. Elige siempre un calzado cómodo y olvídate de los tacones demasiado altos. Del mismo modo, no lleves mucho peso en el bolso, lo mejor es caminar ligeras, ya que esto controla más el cuerpo.

Zoma Lumbar

La mejor manera de dormir

Para poder controlar el dolor lumbar, lo mejor es no estar demasiado tiempo en cama. Mejor es sentar sentados y adquirir una buena postura, como hemos comentado. A la hora de dormir, los expertos comentan que es mejor dormir de lado, doblando ligeramente las rodillas y colocando una almohada bajo ellas. Para las personas que duermen boca arriba, también se les aconseja el colocar otra almohada pero en la zona lumbar.

Aplícate calor

En la mayor parte de los casos, el dolor lumbar se verá aliviado cuando entra en contacto con el calor. Por eso, debemos intentarlo varias veces cada día. Tan solo tenemos que buscar un poco de tiempo para llevarlo a cabo. Pueden ser sesiones de unos 20 minutos con una manta eléctrica, por ejemplo, o bien bolsas de agua también calientes. Es una manera de relajar la zona y decir adiós al dolor que tanto nos acecha. Sin duda, no está de más consultar con un médico o bien un fisioterapeuta. En ocasiones más graves o intensas te pueden recetar algunos anti-inflamatorios.

Fisioterapia espalda

Cuidado con los pesos para evitar el dolor lumbar

Todos nos sabemos la teoría, pero en ocasiones el llevarla a la práctica es lo peor. Por eso, para todas esas personas que están cargando pesos cada día, seguro que el dolor lumbar es algo más que habitual en sus vidas e incluso con repercusiones que pueden ser todavía más graves. De ahí que siempre que esto sucede y tenemos que cargar pesos, lo hagamos doblando ligeramente las rodillas y mantén la espalda más recta, sin inclinarla demasiado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.