Consejos naturales para evitar las rojeces en la cara

Piel sensible

Las rojeces en la cara también se conocen como cuperosis aunque pueden tener distintos orígenes. En general son sinónimo de una piel sensible que reacciona en exceso antes todo tipo de agentes externos, desde el frío al calor, los productos que se usan en ella y un largo etcétera. Esta sensibilidad es lo que hay que tratar para evitar que aparezcan esas rojeces.

Si tienes la piel sensible sabes lo que significa que se enrojezca por cualquier cosa, ya que puede reaccionar ante todo tipo de agresiones externas. Es una piel que se irrita con facilidad y que no soporta el efecto de ciertos químicos. Es por eso que se recomienda en muchas ocasiones acudir a los ingredientes naturales.

La limpieza diaria

Jabón de alepo

Uno de los primeros gestos en los que debemos reparar a la hora de cuidar la piel sensible y con rojeces es la limpieza diaria. El agua debe estar a una temperatura templada, ni demasiado fría ni demasiado caliente para no crear reacciones. Es bueno utilizar productos que sean específicos para pieles sensibles. Las leches limpiadoras son un gran aliado, así como las aguas micelares, ya que retiran la suciedad con suavidad en el rostro.

Si nos decantamos por los ingredientes más naturales, podemos elegir jabones naturales que sean de ingredientes que cuiden la piel como la rosa de mosqueta, el jabón de alepo o el de aloe vera. Una simple limpieza con un jabón suave nos puede ayudar a equilibrar la piel.

Hidrata la piel sensible

Aceite hidratante

La piel sensible necesita una hidratación constante, puesto que además suele tener cierta tendencia a la sequedad debido a que no produce demasiada grasa. Si tuviese un mejor manto de lípidos estaría más protegida. Es por eso que a la hora de hidratarla debemos poner mucho cuidado, ya que es lo que más protegerá nuestra piel a lo largo del día. Compra cremas que utilicen ingredientes naturales como las de firmas como Weleda o Lush, que te garantizan que tu piel no reaccionará. Estas cremas usan ingredientes como la caléndula, el iris o el aloe vera para cuidar tu piel con sus beneficios.

Mascarilla con aloe vera

Si no has podido evitar que apareciesen esas rojeces en el rostro, lo que tenemos que hacer es tratar de calmar la piel. Nada mejor para esto que utilizar la planta de aloe vera. Esta planta cuenta con un gel dentro de sus tallos que es lo que protege la piel, ya que nutre, hidrata y calma la piel con sus beneficios. Si puedes tener una de estas plantas en casa, es la mejor solución, ya que solo necesitarás un trozo de la planta para conseguir hacer tu mascarilla con aloe vera. Aplícala sobre el rostro y deja unos veinte minutos o media hora para que haga efecto.

Mascarilla con miel

Miel para el rostro

La miel es otro de esos ingredientes que nos puede servir para muchos usos en nuestro día a día. Es antibiótico y tiene la facultad de poder humectar la piel de forma suave. Notarás la piel mucho más nutrida, aunque es un remedio que no calma tanto como el aloe vera. Es decir, este tipo de mascarilla es bueno para hidratar la piel y mantenerla fuerte cuando no tenemos rojeces. Simplemente tenemos que usar la miel y aplicarla sobre la cara y dejar reposar. Finalmente retiramos con agua templada.

El agua de rosas

Agua de rosas

Si quieres un ingrediente que cuida mucho tu piel, puedes utilizar el agua de rosas. Este agua es calmante, por lo que es ideal para tu piel. Puedes llevarla en un dosificador y aplicarla durante el día para humectar la piel de forma suave. Es un gran remedio que te ayuda a evitar la sequedad en este tipo de piel.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.