Consejos si estás embarazada y viajas sola

Mujer embarazada

Para muchas mujeres estar embarazadas no es un problema porque se sienten bien y no sufren los síntomas que otras muchas mujeres en estado de gestación sí padecen. Sobre todo si estás en el segundo trimestre del embarazo es más que probable que decidas viajar si te encuentras bien.

Además, el embarazo puede ser una buena época para viajar ya que normalmente las demás personas pueden tenerte en consideración y que te traten con más cariño que si no lo estuvieras. Pero esto no significa que debas viajar a la ligera, porque es necesario que si quieres viajar tomes algunas precauciones. Si quieres que tu viaje sea seguro y agradable, no te pierdas los siguientes consejos.

Obtén toda la información posible de tu lugar de destino

Averigüe todo lo que pueda sobre el destino a dónde quieres ir.  ¿Las leyes y costumbres locales permiten que las mujeres embarazadas viajen solas? ¿Cómo se espera que te vistas? ¿Dónde se encuentra la embajada de tu país? ¿Es seguro que una mujer viaje sola en ese país? ¿Cómo suele estar el clima en la época que quieres hacer el viaje? ¿Hay alguna enfermedad de la que deberías preocuparte? ¿Cómo es la gastronomía del lugar?

¿Es fácil obtener agua potable y limpia? ¿A qué distancia se encuentran los hospitales más cercanos? Las respuestas a estas y otras preguntas le ayudarán a elaborar un plan de viaje que minimice el riesgo mientras maximiza la diversión… Recuerda, es muy importante tener todo bien atado.

mujer embarazada

Avisa a tu médico

Antes de viajar deberás visitar a tu médico, sobre todo dependiendo del destino al que quieras ir, ya que quizá te diga que mejor no lo hagas y debas hacerle caso. Quizá, necesites medicación especial o incluso vacunarte. Siempre que sea posible evita viajar a sitios donde pueda haber riesgos aunque sean leves de enfermedades u otros problemas. 

Si el viaje es largo recuerda que deberás estar bien hidratada y beber mucha agua (aunque si es corto también). Intenta caminar cada 30 minutos para evitar el riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos intravenosos, una condición que se conoce como trombosis venosa profunda. Donde sea necesario, compre medias ortopédicas para evitar las piernas y los pies hinchados.

A partir de la semana 28 de embarazo, la mayoría de las aerolíneas solicitarán una carta de tu médico que confirme que está en condiciones para viajar. Deberás dejar de lado cualquier plan de viaje que pueda tener a partir de la 37 semana, 34 para los gemelos, debido a la enorme probabilidad de ponerte de parto.

Estos son dos consejos imprescindibles si quieres viajar estando embarazada, pero lo mejor es que no viajes sola y que alguien te acompañe. Así, si tienes alguna emergencia durante el viaje te podrán socorrer y atender debidamente. Viajar sola puede ser emocionante, pero aunque te encuentres bien lo ideal es hacerlo acompañada. Puedes viajar sola en otro momento de tu vida, no tiene que ser justo ahora que estás embarazada, ¿verdad? O si quieres hacerlo, busca un destino que no esté demasiado lejos de tu residencia.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *