Consejos de Dalai Lama

Consejos de Dalai Lama

  • Una mente lúcida y un buen corazón acompañados por sentimientos cálidos, son las cosas más importantes. Si la mente no se dirige a los pensamientos positivos y elevados, nunca podremos hallar la felicidad.
  • Si alguna vez no te dan la sonrisa esperada, sé generoso y da la tuya. Porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa, como aquel que no sabe sonreír a los demás.
  • Ten en cuenta que el gran amor y los grandes logros requieren grandes riesgos.
  • Cuando pierdes, no pierdes la lección.
  • Sigue las tres R: Respeto a ti mismo, Respeto para los otros y Responsabilidad sobre todas tus acciones.
  • Recuerda que no conseguir lo que quieres, a veces significa un maravilloso golpe de suerte.
  • Aprende las reglas, así sabrás como romperlas apropiadamente.
  • No permitas que una pequeña disputa destroce una GRAN AMISTAD.
  • Cuando creas que has cometido un error, haz algo inmediatamente para corregirlo.
  • Ocupa algo de tiempo cada día en estar solo.
  • Abre tus brazos al cambio, pero no te olvides de tus valores.
  • Recuerda que a veces el silencio es la mejor respuesta.
  • Vive una buena y honorable vida, así cuando seas mayor y mires atrás podrás disfrutarla por segunda vez.
  • Una atmósfera amorosa en tu casa es el cimiento para tu vida.
  • En discusiones con alguien querido ocupate sólo de la situación actual, no saques a relucir el pasado.
  • Comparte tu conocimiento, es una manera de conseguir la inmortalidad.
  • Se considerado con la Tierra.
  • Una vez al año ve a algún lugar en el que nunca hayas estado antes.
  • Recuerda que la mejor relación es aquella en la que el amor por cada uno excede la necesidad por el otro.
  • Juzga tu éxito según lo que has sacrificado para conseguirlo.
  • Acercate al amor y a la cocina con osada entrega.
  • Aunque haya religiones diferentes, debido a distintas culturas, lo importante es que todas coincidan en su objetivo principal: ser buena persona y ayudar a los demás.
  • El enojo, el orgullo y la competencia son nuestros verdaderos enemigos.
  • La tolerancia y la paciencia son mucho más profundas y efectivas que la mera indiferencia.
  • No debemos creer demasiado en los elogios. La crítica a veces es muy necesaria.
  • La esencia de la vida espiritual está formada por nuestros sentimientos y nuestras actitudes hacia los demás.
  • El éxito y el fracaso depende de la sabiduría y la inteligencia, que nunca pueden funcionar apropiadamente bajo la influencia de la ira.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *