Consejos para tener un corazón sano

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo una de las causas más comunes e importantes de discapacidad y hasta de muerte prematura en el mundo entero. El problema principal de esta enfermedad es que se va creando en silencio, es decir, va progresando sin que notes los síntomas más prematuros de la misma hasta que ya es demasiado tarde y sucede un accidente cardiovascular.

Por ello, es recomendable prevenir y detener su desarrollo precoz, y cómo se hace, os estaréis preguntando. Sencillo: llevando hábitos de vida saludables y reduciendo aquellos posibles efectos adversos y/o factores de riesgo.

Son frecuentes las campañas de “Cuida tu corazón” que se suelen hacer en muchas ciudades, sobre todo en el Día Mundial de la hipertensión (17 de mayo). En estas, sobre todo farmacéuticas, suelen aconsejar a las personas que se acercan a sus mesas informativas sobre qué hacer para mejorar la salud del corazón y cómo actuar ante un posible infarto. También suelen hacer un test con preguntas sobre tus hábitos de vida (si fumas, si haces deporte, cómo es tu alimentación, tu nivel de estrés, etc.) para así tener algunos datos y saber cómo puede estar tu corazón.

Es por esta razón, que os aconsejamos buscar siempre asesoramiento médico ante cualquier duda o problema que surja respecto a vuestra salud. Pero en Bezzia también os podemos dar una serie de sencillos consejos para tener un corazón sano, en este caso y que podrás hacer tú misma por y para ti cada día del resto de tu vida.

La salud es lo principal y más primordial que podemos tener en la vida. ¡No juegues con ella!

¿Cómo podemos cuidar nuestro corazón?

  • Dejar el tabaco en caso de fumar. Tanto si fumas mucho como si fumas poco, el primer paso para tener un corazón sano y fuerte es que dejes de fumar. Incluso unos cigarrillos al día, aumentan el riesgo de sufrir un accidente vascular. Si tienes problemas para dejar de fumar, siempre puedes pedir ayuda a tu médico de cabecera.
  • Mantén una alimentación saludable. Como hemos visto en otros artículos de salud de Bezzia, mantener una alimentación correcta y sana es primordial para no sufrir casi cualquier enfermedad. Hay un dicho que dice literalmente “somos los que comemos”. Es por esta razón que debemos tener una dieta equilibrada para tener el corazón sano y en forma.
  • El sobrepeso no ayuda. Tener algunos kilos de más es un factor de riesgo cardiovascular, pero sobre todo, es peligroso para el corazón aquella grasa que se acumula en la zona abdominal.
  • ¡Fuera alcohol! Dejémoslo sólo para eventos esporádicos, y si bebes alcohol que sea de forma moderada.
  • Gestiona tu estrés y tu bienestar emocional. Vivimos inmersos en un mundo de prisas, de estrés, de agobios… Por ello, debes aprender a gestionar esa ansiedad, ya sea laboral o emocional, para reducir el estrés y por consiguiente, la posibilidad de sufrir alguna enfermedad cardiovascular.
  • Practica alguna actividad física. Dedica al menos 30 minutos diarios al ejercicio físico que más te guste y te motive. De esta forma, practicando deporte, ayudarás a reducir la tensión arterial, la grasa corporal y el colesterol malo.

Como último apunte y más general, os recomendamos realizar chequeos habituales de vuestra tensión arterial, glucosa en sangre y colesterol. Esto, con una simple analítica de sangre, tendréis toda la información necesaria.

¡Cuida tu corazón!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *