Consejos básicos para dormir mejor que nunca

Dormir no siempre es una de las tareas más sencillas que tenemos en nuestro día a día. Para muchas personas el poder conciliar el sueño se convierte en toda una pesadilla. Parece que el insomnio se apodera de ellas y eso, a la larga acarrea una serie de problemas bastante importantes.

Así que hoy, vamos a poner todo de nuestra parte para poder ofrecerte los mejores consejos. Unos consejos básicos para dormir mejor. Seguro que solo así conseguirás un sueño reparador y como tal, te levantarás con mayor vitalidad. ¡Pruébalos y verás cómo funcionan a la perfección!.

Haz ejercicio para dormir mejor

Sin duda, cuando hacemos ejercicio, nuestro cuerpo descansará mucho mejor. Porque el cuerpo estará más relajado y esto hará que el sueño aparezca antes de tiempo, por regla general. Para ello puedes practicar alguna actividad que te guste. Los ejercicios aeróbicos o bien, los largos paseos también son idóneos. No hace falta que sea durante mucho tiempo pero sí el necesario para llegar un poco cansados a casa.

La cama solo para dormir

Cada mueble puede tener más de un uso, eso es cierto pero en este caso a la cama le daremos solo el básico. El dormir mejor también depende del entorno en sí. Por lo que no necesitamos ver la televisión en la cama ni tampoco ponernos con el ordenador. Porque esto hace que el sueño se vaya retrasando. La habitación debe estar protegida de todo ruido y distracción para que así, podamos tomar el sueño reparador que buscamos. Además, no te olvides de ordenarla y de que sea un lugar fresco, ya que también te ayudará.

Tu sueño necesita de unos horarios

Establecer unos horarios siempre son una de las mejores bases para nuestro descanso. Los expertos dicen que cada día debemos irnos a dormir a la misma hora. Por lo que también debemos de despertarnos de igual manera. Cierto es que en casos especiales no siempre es así. Los fines de semana o los días libres, optamos por cambiar las rutinas. Pero sí podemos llevar un ritmo como éste el resto de la semana. Nuestro cuerpo estará entrenado para ello y se acostumbrará a estas normas.

Olvídate de la cafeína

Ni qué decir tiene que todo tipo de bebidas estimulantes las debemos dejar a un lado. Nada de cafeína por la noche, pero intenta evitar el té y también los refrescos. De este modo, podrás dormir a pierna suelta. Porque no solo es culpa de la cafeína, sino que cuanto más bebas, más ganas tendrás de levantarte por la noche. Por lo que harán que te desveles.

Las siestas mejor cortas

Se dice que unos minutos de siesta es un buen antídoto para una jornada de estrés. El cuerpo se relaja y se activará mucho más cuando despiertes. Por lo que nunca está de más el poder contar con dichos minutos. Pero también es cierto que en algunos casos nos acostamos después de comer y casi nos levantamos pasada la merienda. Esto hace que por la noche no conciliemos el sueño a la hora acordada. Solo con 20 minutos de siesta será más que suficiente.

Levántate y relájate

Si ya llevas un tiempo en cama y Morfeo no se digna a parecer, entonces no te quedes dando vueltas. Más que nada porque esto hará que te pongas más nervioso y como tal, activará el cuerpo de la peor manera posible. Así que, no te quedes en cama. Es mejor que te levantes, puedes dar una vuelta por casa o leer un rato. Lo que consideres oportuno para dejar volar la mente y que el relax entre en ella. No se te ocurra darle vueltas a la cabeza con ideas o pensamientos ni problemas. Porque entonces no lo estaremos arreglando.


Categorías

Bienestar

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la perfección con mi pasión por la moda, la belleza o la actualidad. Si a todo esto le añadimos un poco de música rock, ya tenemos el menú completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.