Consejos para ahorrar espacio en tu hogar a través de la dualidad

El concepto de dualidad en el diseño de interiores no es nueva y es muy importante aprender algunos trucos para ahorrar espacio, pero claro, deben ser trucos inteligentes. Algunos ejemplos que puedes encontrar en la decoración de tu hogar son muebles funcionales como los sofás cama o las camas plegables. Aunque este concepto de ahorro se ha vuelto bastante más ágil y se practica de forma habitual en los hogares sin importar si es una casa grande o pequeña. El ahorro de espacio es toda una moda que muchos siguen.

La dualidad en el diseño funcional en los hogares es toda una necesidad. Cuando hablamos de dualidad estamos haciendo referencia a cómo un mueble o un espacio nos sirve para más de una función. Los diseñadores se aseguran de que cuando planean las estancias, incorporan espacios en los que el uso inteligente del diseño conduce a un mayor uso diario, como una oficina en casa dentro del dormitorio, en el salón o en la sala de la plancha. 

Pero, ¿cómo conseguir esta dualidad de forma eficaz y que el ahorro del espacio en el hogar sea una realidad? No importa el espacio que tengas en casa, lo que importa es que cada rincón de tu casa se pueda utilizar y además, que te dé una calidad de confort único. Te sentirás mejor.

Busca el propósito de cada estancia de tu hogar

En primer lugar, busca los ángulos muertos o zonas que ocupan una gran cantidad de espacio en el suelo pero que no se aprovechan lo suficiente o que solo tienen una función, pudiendo tener más. A menudo, los espacios abiertos, tales como vestíbulos, pasillos y rellanos de escalera pueden ser fácilmente utilizados para otros fines, como por ejemplo para crear un área de almacenamiento, una zona de estudio improvisado, un lugar para la plancha, etc.

Sofa cama abierto

No importa el tamaño o la forma que tenga el espacio en cuestión, todo lo que necesitas es un poco de imaginación para conseguir buenos resultados. También deberás pensar cuáles son tus necesidades diarias para poder encontrar la dualidad adecuada en tu casa. Por ejemplo, de nada serviría crear un lugar para planchar si apenas planchas. Por ejemplo, puedes crear un sofá cama en un lugar para leer, un estudio también puede ser una zona para la biblioteca… Piensa en tus necesidades y deja volar tu creatividad para buscar soluciones.

Disfruta del ahorro de espacio en tu casa y de la dualidad

Si te gusta disfrutar de tus objetos y que tus invitados lo vean, no es necesario que tengas que esconder aquello que quieres disfrutar. Por ejemplo, puedes colgar tu bicicleta en el salón a modo de decoración, pero también es una forma práctica de verla y de tenerla siempre a mano. Si te gusta el surf, puedes colgar tu tabla en la entrada de tu casa. Puedes usar las paredes como lugares par exhibir lo que te gusta y además, tenerlo a mano.

El diseño y la funcionalidad no tiene que estar reñido y solo tendrás que pensar en qué es lo que quieres conseguir en la decoración de tu hogar para encontrar los resultados más adecuados a tu estilo de vida. Un ejemplo por ejemplo es convertir la zona debajo de la escalera en una zona para tomar algo con los invitados, así aliviarás el tráfico en la cocina o en el comedor, creando una nueva zona y además muy atractiva si tienes en cuenta la decoración.

Tendrás espacios que quizá al principio no tenían un propósito adecuado, pero que después de descubrir tus necesidades has podido crear más funciones de forma simultánea al carácter y diseño estético del resto de tu hogar.


Deja un comentario