Cómo conseguir que tu empresa funcione en tu baja por maternidad

Las mujeres que son autónomas y que trabajan por cuenta propia ya sea en una pequeña, mediana o grande empresa deben pensar muy bien qué hacer cuando tengan que cogerse la baja por maternidad. Las madres que son autónomas no lo tienen nada fácil en comparación con las mujeres que son asalariadas y que quedan embarazadas. En este segundo caso las mujeres pueden disfrutar de una mejor baja maternidad, de un sueldo adecuado y además, de ventajas y derechos que las madres autónomas no tienen.

La realidad es que una madre autónoma debe luchar para poder seguir adelante, porque además que el sueldo que se le queda de baja maternal es insuficiente para todos los gastos que debe hacer frente cada mes, además de eso, debe preocuparse de cómo manejar la empresa o de cómo deberá ir cuando ella no esté al frente porque deba estar con su bebé… Y sin sufrir las temidas pérdidas.

Es una pena que la sociedad en la que vivimos no proteja a las mujeres autónomas que son madres, es como si les vetaran el hecho de poder ser madres (porque parece que serlo significa perder mucho dinero y calidad de vida) y si deciden serlo, no lo tendrán nada fácil. Si la vida de una mujer autónoma ya no es fácil de por sí, ¡encima se lo ponen complicado por un derecho que debe tener como madre y como mujer!

Pero si eres una mujer autónoma y pronto serás madre, es importante que tengas en cuenta algunas cosas para que cuando estés ausente al cuidado de tu bebé, tu empresa siga a flote (aunque sea un negocio en donde solo estés tú al frente).

madre imperfecta

Tu baja maternal y tu empresa

Fundamentalmente, es necesario tener conversaciones detalladas con tu planificador financiero o asesor, con tu contable, con tu socio de negocios (si lo tienes) y con tu familia, ya que necesitarás tiempo libre para cuidar de tu bebé. Deberás tener un dinero ahorrado por posibles pérdidas, deberás comunicar a tus clientes tu ausencia durante unos meses. No te pierdas algunos consejos:

  • Tu papel en el negocio durante tu baja maternal. Piensa si seguirás haciendo trabajo desde casa, si pondrás a alguien en tu puesto de trabajo, cuál será tu nivel de participación en la empres, etc.
  • Una autoridad clara. Piensa quién llevará las finanzas, los pagos y el flujo de dinero. Piensa si puedes llevarlo tú o si dejas a alguien de confianza para hacerlo.
  • Informar a tus clientes. En algún momento tus clientes necesitarán saber que no estarás durante unos meses. Es necesario que les asegures que todo será como siempre aunque no estés y que te encargarás personalmente de que así sea. Si alguien te reemplazada, deberás hacerle un traspaso de información adecuado y presentar a esa persona a tus clientes para que le cojan  confianza.
  • Ves a tu negocio. Cuando puedas aunque estés de baja maternal acude a tu negocio para comprobar que todo está bien y que el trabajo se está haciendo correctamente. Aunque estés de baja por maternidad, es importante que tu presencia se sienta aunque no sea cada día. También llama por teléfono a los responsables que has dejado a cargo para que te informen de cómo va todo y si es necesario hacer algún cambio de mejora.

reducir el estrés en el trabajo

Como ves, una madre autónoma no puede disfrutar ‘al 100%’ de su baja maternal para cuidar a su bebé y nada más, porque no puede ‘desconectar’ del trabajo por completo. Su negocio es lo que le da de comer y lo que le genera ingresos, y no puede dejarlo a un lado del todo ni aunque deje a cargo a personas de confianza.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *