Cómo conseguir un bronceado dorado de infarto

Sabemos que tomar el sol sin precaución es más que malo. Puede provocar en nuestro cuerpo arrugas y melanomas, pero también sabemos que si tomamos el sol con protección la piel se nos queda perfecta y bronceada. Un cuerpo moreno genera endorfinas en grandes cantidades y provoca adicción.

Así que hoy te voy a dar unos pequeños trucos para sacar el máximo partido a tomar el sol y conseguir un bronceado dorado de infarto, de los que duran todo el verano y que hacen que nos sintamos mucho más guapas.

Exfolia el cuerpo para mejorar el bronceado

Si eliminas las células muertas que están en la capa más superficial de nuestra piel, conseguiremos un color más uniforme y lograremos que el cuerpo se broncee antes, ya que activamos la melanina.

Un mes antes autobroncéate

Si quieres parecer morena aunque no lo estés, utiliza un mes antes autobronceador. De esta forma irás preparando tu piel al sol y conseguirás un bronceado natural con hidratación.

Huye de los rayos UVA

Ten en cuenta que los rayos UVA no preparan la piel para el sol, sino que solo aportan radiación ultravioleta, que aumenta hasta un 75% el riesgo de cáncer de piel.

Utiliza protección de 50

Cuanto más alto sea el factor de protección solar, mejor: 50 es perfecto, aunque utilizar 30 de protección también ofrece un buen nivel contra los rayos UVB.

La cantidad de crema que te eches importa

Normalmente, nos damos menos crema de la que necesitamos. La medida perfecta es un vaso de chupito para el cuerpo y una cucharada sopera para el rostro, sin olvidarnos de las orejas y de la nuca. Repite cada dos horas, y busca cremas que se mantengan bajo el agua.

Aplícala antes de salir de casa

No esperes a estar en la playa para aplicarte la crema, ya que mientras bajas a la playa habrás pasado unos 15 minutos sin ningún tipo de protección. Además el protector tarda de 15 a 30 minutos en activarse en nuestro cuerpo.

Deja que la piel descanse

Aunque quieras sacarle el máximo partido a tus días de playa, deja que la piel descanse entre jornada y jornada y aplícate cremas after sun para desintoxicarla del sol. Si dejas que la piel se regenere y se rehidrate, tardarás menos en perder el color.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *