Conoce lo básico sobre el Ébola

De igual modo que la semana conocíamos en profundidad qué era el ELA, esta semana queremos compartir con vosotros una guía básica para conocer qué es la enfermedad del Ébola, cuál es su origen, sus síntomas y cómo podemos prevenirla.

El Ébola no es una enfermedad nueva, el virus se detectó por primera vez en 1976 durante una epidemia mortal. Aparecieron sin previo aviso dos brotes simultáneos de Ébola ocurridos en dos ciudades diferentes, uno en Sudán y el otro en la República Democrática del Congo. La segunda aldea, el Zaire situada en la República Democrática del Congo se encuentra el río Ebola, por esta razón la enfermedad recibe este nombre.

¿Qué es el Ébola?

El Ébola es una enfermedad viral muy infecciosa que produce fiebre hemorrágica en humanos y primates. Es una enfermedad muy grave y que requiere tomar medidas para que no se convierta en una epidemia. El virus del Ébola parte de otro virus llamado Filoviriadae.

Por si no fuera suficiente, esta enfermedad tiene variantes de la misma, hasta cinto serotipos del virus, de los cuales son: el Ébola del Zaire, de la Costa de Marfil, de Sudán, de Bundibugyo y el Ébola de Reston. Este último causa más enfermedades en el entorno de los primates que no en el ser humano.

Transmisión del Ébola

El virus del Ébola es muy contagioso y se transmite muy fácilmente por eso las medidas de seguridad que deben seguir son muy estrictas, ya que la expansión del virus puede ser fatal para crear una nueva epidemia.

Este virus es considerado gracias a su alta tasa de mortalidad uno de los más infecciosos, por la rapidez con la que causa la muerte y las zonas remotamente alejadas donde se producen estas infecciones.

La transmisión que se da habitualmente se produce con el contacto con un animal huésped infectado con vida o sin ella con otro animal sano. Lo más común suelen ser monos, murciélagos y antílopes. La transmisión entre humanos se realiza por medio del contacto con la sangre, secreciones, tejidos y los fluidos corporales de un sujeto infectado. Así como por un pequeño despiste con el material médico contaminado, por ello, que es muy importante seguir los protocolos de seguridad para que no se expanda.

También hay que tener en cuenta en la transmisión nosocomial, es decir, aquella que se realiza dentro del mismo centro de salud o el hospital. En el continente africano ha pasado en multitud de ocasiones que los pacientes enfermos son atendidos sin mascarillas, batas o guantes.

Hay que tener en cuenta

Esta enfermedad tiene una tasa de mortalidad elevada, hablamos de un 90%, por lo que hay que conocerla bien y activar protocolos para actuar frente a ella. Algunos datos importantes son:

  • Desde que se detectó la enfermedad por primera vez, se han presentado más de una veintena de brotes y de casos aislados. En algunos de esos brotes la tasa de mortalidad llegó a superar el 90%.
  • El Ébola puede mantenerse activo en el semen: la OMS afirmó que los hombres recuperados de la enfermedad todavía pueden transmitirla a través de su semen hasta siete semanas después de recuperarse.

Síntomas del virus del Ébola

A día de hoy se presentan una misma serie de síntomas

  • Fiebre
  • Fuerte debilidad
  • Dolores musculares
  • Dolor de cabeza y garganta irritada

Posterior a estos síntomas aparece

  • Diarrea
  • Vómitos
  • Sarpullidos
  • Problemas renales
  • Y en ocasiones hemorragias internas y externas.

Si alguien presenta estos síntomas, deberá de asistir inmediatamente al médico y, en lo posible, evitar toda clase de contacto con quien le rodee, para no dispersar más la enfermedad.

Detección del Ébola

El periodo de incubación del virus se ha estipulado entre dos y ventiún días después del primer contacto. Es muy parecida a otra serie de enfermedades y la única forma de diagnosticarla es mediante un análisis médico que sea estudiado por un laboratorio.

Máxima prevención y tratamiento a seguir

Desgraciadamente no existe cura o una vacuna en el mercado que combata y elimine el virus del Ébola, por lo que las esperanzas quedan en probar varias vacunas siendo entonces un tratamiento casi experimental. No existe un tratamiento específico para acabar con todos los síntomas de la enfermedad, lo más recomendable es la hidratación oral con soluciones de electrolitos o fluidos intravenosos.

Es una enfermedad muy grave y tenemos que conocer por lo menos los síntomas para ser capaces en el día de mañana de detectarlo a tiempo. Es cierto que se encuentra mayoritariamente en el continente africano pero eso no significa que no pueda expandirse a otros continentes y países.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.