Conoce las ventajas e inconvenientes de la calefacción radiante

Calefacción radiante

La calefacción es fundamental para mantener nuestros hogares a una temperatura agradable durante el invierno. Pero también supone durante esos meses uno de los mayores desembolsos económicos. Por eso es importante considerar diferentes alternativas de climatización como la calefacción radiante, una de las mas eficientes.

Los suelos radiantes son hoy uno de los sistemas de climatización más demandados en las viviendas unifamiliares modernas por la sensación de confort que confieren a estas. Constituyen, además, uno de los sistemas mas eficientes del mercado. Y puede usarse con energías renovables, reduciendo así el coste energético de nuestra vivienda.

Los sistemas de climatización juegan un papel fundamental a la hora de crear ese ambiente acogedor que tanto ansiamos en nuestro hogar. En este sentido, la calefacción radiante ha ganado popularidad en los últimos tiempos. Pero, ¿sabemos qué es la calefacción radiante y por qué es un buen sistema para calentar nuestro hogar?

Calefacción radiante

¿Qué es la calefacción radiante?

Un sistema de calefacción radiante está formado por un conjunto de tuberías que unidas en paralelo recorren el techo o suelo del hogar. A diferencia de los radiadores convencionales que calientan el aire, la calefacción radiante, como la radiación del sol, transmite directamente el calor a nuestro cuerpo, paredes y objetos mediante ondas infrarrojas.

Dentro de la llamada calefacción por suelo radiante existen dos alternativas: el suelo radiante eléctrico y el suelo radiante por agua. El primero de ellos se alimenta de electricidad, mientras que el segundo, utiliza agua. La red de tuberías por las que circula el agua caliente permite que la la temperatura del suelo radiante climatice la vivienda. Lo hace, además, funcionando con agua a unos 45º, frente a los 70º que necesitan los radiadores tradicionales.

La combinación de una calefacción radiante de baja temperatura y una temperatura constante es la clave para mejorar la sensación térmica.  Se limita de esa manera el intercambio de calor entre nuestro cuerpo y el entorno que nos genera las sensaciones de calor o frío.

Suelo radiante

Se ahorra también así en energía haciendo de este sistema de calefacción el más eficiente que se puede encontrar en el mercado. Además y aunque lo habitual es que la red de tuberías que compone el sistema vaya conectada a una caldera, la calefacción por suelo radiante puede emplear también la energía solar como sistema de calentamiento del agua.

Ventajas

  • Eficiencia y ahorro. Su funcionamiento exige una la circulación de agua a la mitad de temperatura que los sistemas tradicionales. Por tanto, necesita consumir menos energía que estos sistemas, con el consiguiente ahorro económico. Un ahorro que puede ser de hasta el 20% del gasto en climatización.
  • Confort: El calor se reparte de forma uniforme. Además, dado que no se producen corrientes de aire, se genera menos polvo y se reduce la sequedad. Las personas alérgicas no se enfrentan, por tanto, a tantas partículas suspendidas.
  • Estética: Al instalarse bajo el pavimento, despeja las habitaciones, proporcionándonos una mayor libertad a la hora de colocar los muebles.
  • Posibilidad de refrigeración. Los suelos radiantes, además de servir como sistema de calefacción, permiten utilizar la propia red de tuberías para la refrigeración del hogar.

Ventajas suelo radiante

Inconvenientes

  • La instalación. Requiere de la intervención de un profesional, ya que debe levantarse el suelo para colocar primero un aislante, después las tuberías y por último cubrir estas y colocar el nuevo pavimento.
  • La inversión: La instalación de suelo radiante sólo compensa económicamente si la obra es nueva o vas a reformar por completo una vivienda. La inversión es, comparado con sistemas convencionales, mayor.
  • Tipos de suelos. No todos los pavimentos funcionan igual de bien con los suelos radiantes. Lo ideal es apostar por materiales que faciliten la transmisión del calor como los materiales cerámicos o la piedra natural. Frente a estos madera y laminados no ofrecen tan buenos resultados porque funcionan como aislantes. Ocurre también con la moqueta, incompatible.
  • Mantenimiento: Al estar oculto, el mantenimiento de este sistema resulta más complejo que el de sistemas tradicionales, siendo necesarias revisiones periódicas.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.