Conoce la técnica de la ultracavitación

Ultracavitación

A la hora de mejorar el aspecto de la piel tenemos una gran cantidad de técnicas de belleza, productos y trucos. Es mucha la información que podemos encontrar acerca de cómo reducir la celulitis o acabar con la grasa localizada. Una de las técnicas que se ha vuelto popular en los últimos años porque en muchos casos sustituye a las liposucciones es la ultracavitación.

La ultracavitación es una técnica que utiliza los ultrasonidos a la hora de eliminar la grasa en zonas localizadas. Aunque hagamos dieta precisamente una de las mayores preocupaciones es que la grasa tiende a quedarse en determinadas zonas y a persistir en ellas, siendo difícil eliminarla en algunos casos. Es por eso que esta técnica es complementaria de otros tratamientos.

Qué es la ultracavitación

Ultracavitación

La ultracavitación consiste en utilizar un aparato sobre la piel para transmitir ultrasonidos que atraviesan esas capas y que ayudan a diluir las grasas localizadas para que estas se eliminen por el torrente sanguíneo. Es una técnica que ayuda a eliminar esa grasa evitando la liposucción en casos en los que no hay demasiada acumulada. Es decir, no en todos los casos es lo más rápido ni lo más indicado. No elimina un volumen tan grande ni es tan inmediata como la liposucción, pero a cambio tiene la ventaja de que no es una técnica invasiva, por lo que se puede hacer vida normal al salir de realizarla.

Cómo se lleva a cabo

La ultracavitación debe realizarse en centros especializados que tengan máquinas nuevas y que garanticen un buen servicio. Los profesionales deben saber utilizar correctamente el aparato para que funcione con la mayor eficacia o de lo contrario las sesiones pueden no ser tan efectivas. En cada zona hay que utilizar determinados ángulos. Además, normalmente se hace un reconocimiento previo de las zonas a tratar para conocer más o menos la cantidad de sesiones que son necesarias para notar los cambios. También realizan algunas preguntas para conocer el estado de salud del paciente, ya que hay algunos casos en los que esta técnica no está indicada, como en el caso de la hipercolesterolemia, problemas en los riñones o en el hígado.

Antes de acudir a la sesión la persona debe beber grandes cantidades de agua, pues esto ayudará a que la grasa se diluya en sangre y se elimine de forma más rápida. Tras la sesión también se recomienda beber agua y realizar deporte, ya que por el sudor es otra de las formas en la que expulsamos esa grasa que se ha diluido con la ultracavitación.

Beneficios de la ultracavitación

Ultracavitación

Esta técnica puede ofrecernos muchos beneficios. Ayuda a reducir la odiada celulitis hasta un 80%, siendo este uno de los beneficios más buscados. Casi todas las mujeres padecen de este problema estético en mayor o menor medida, por lo que es estupendo poder encontrar técnicas que son sencillas y que al mismo tiempo ofrecen resultados rápidos y fiables para ver nuestra piel mucho más lisa y sin esa piel de naranja.

En esta técnica podemos escoger la zona que deseamos tratar. Cuando hacemos dieta y ejercicio nuestro cuerpo reacciona y baja en todo y más en unas zonas que en otras, porque todo depende mucho de nuestra genética. Es por eso que en ocasiones necesitamos un poco de ayuda extra para acabar con la grasa localizada en determinados sitios.

La ultracavitación también es muy buena para ayudar a reafirmar la piel, algo que es estupendo para esas personas que han bajado de peso y que notan cierta flacidez en algunas zonas. Esta técnica se suele utilizar en las piernas, los brazos, el abdomen y los glúteos. Los resultados nos ayudan pero siempre deben realizarse en el marco de una dieta sana y de ejercicio moderado a diario.

Imágenes: esteticaycosmiatria.com, depielintegral.com.ar, esteticapalermo.com.ar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.