Conoce la función de todas las vitaminas

La función de todas las vitaminas

Para el correcto funcionamiento de nuestro organismo es necesario que fluyan por él todo tipo de nutrientes: minerales, vitaminas, proteínas, azúcares (en mucha menor cantidad) y hasta grasas… Pero en este artículo en concreto, venimos a hablaros de la función de todas las vitaminas.

Has oído hablar de ellas, te han dicho que son importantes para nuestra salud (para nuestro cabello, uñas, piel, sistema inmune, etc.), sin embargo, ¿sabes cuál es la función exacta de cada una de ellas? ¿Conoces su verdadera importancia? Hoy se te disiparán todas las dudas. Te lo aclaramos todo a continuación.

¿Qué son  las vitaminas?

Las vitaminas son compuestos orgánicos esenciales en pequeñas cantidades para el funcionamiento normal del organismo. Dado que no pueden ser producidos por el cuerpo (excepto la vitamina D), deben incorporarse en nuestro organismo a través de la alimentación o de complejos y suplementos vitamínicos que se venden en farmacias y parafarmacias.

Las funciones de cada una de ellas

Vitamina A

Interviene en la formación del colágeno y favorece el desarrollo óseo, por lo tanto tiene efectos en la salud de nuestra piel, nuestras uñas, nuestro cabello, la visión, los huesos y los dientes. Esta vitamina puedes encontrarla en los siguientes alimentos: leche, queso, espinaca, mango, durazno, lechuga, hígado, tomate, melón y zanahoria,

Vitamina B

La función de todas las vitaminas

La vitamina B es un complejo de vitaminas que interviene en la producción de energía a través de los alimentos. Sus efectos más señalados se encuentran en el sistema nervioso y aparato cardiovascular, entre otros. Los alimentos ricos en este complejo vitamínico son las carnes, hígados, lácteos, cereales, mariscos, yema de huevo, aguacate, legumbres y levaduras.

Vitamina C

Esta es una de las vitaminas más conocidas por todos, ya que está presente y bien destacada en gran variedad de suplementos alimenticios. La vitamina C tiene buenos efectos en el sistema inmunológico reforzando las defensas naturales de nuestro organismo. También disminuye la presión arterial y es antibacteriana. Esta vitamina está presente sobre todo en frutas cítricas como la naranja, el pomelo o la toronja, también en las fresas, arándanos o piñas, y verduras como la coliflor o el pimiento.

Vitamina D

La función de todas las vitaminas

La función más importante de la vitamina D es el metabolismo del fósforo y el calcio, facilitando la absorción de estos en el intestino y su depósito tanto en dientes como en huesos. Si quieres que esto funcione correctamente en tu organismo debes consumir sardina, salmón, atún, aceites de pescado y yema de huevo.

Vitamina E

Esta vitamina funciona como antioxidante, ayuda a proteger ácidos grasos polinsaturados. Por lo tanto nos ayuda a favorecer el buen funcionamiento de los ojos y las células de la sangre, previniendo también enfermedades vasculares. Esta vitamina está presente en el germen de trigo, aceites vegetales, frutos secos, hortalizas de hojas verdes como nabo, acelga o brócoli.

Vitamina K

La vitamina K tiene como función fundamental la correcta coagulación de la sangre, por lo que ayuda a prevenir hemorragias. Está presente en cereales integrales, soja, alfalfa, tomate, col o hígado de cerdo.

Como podemos observar después de leer esto, para tener un buen y correcto funcionamiento interno, es imprescindible tomar alimentos de todo tipo e ir variando en nuestra dieta, siendo los más importantes sobre todo las frutas y verduras. En ocasiones, sabemos y conocemos bien esta teoría pero no lo llevamos a la práctica, por lo que dependerá exclusivamente de nosotros mismos, tener una buena salud en este sentido y estar bien nutridos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *