Conoce la dieta según tu grupo sanguíneo

taronjaDesde hace unos años se practica una dieta que varía dependiendo de la tipología de tu sangre. A diario muchas personas llevan a cabo el mismo tipo de dietas pero no consiguen en los mismos plazos los mismos resultados.Esto se debe a varias razones: la primera de ellas puede ser por la genética del paciente, otra es provocada por su metabolismo y por último, por su grupo sanguíneo.

En esta última variante se fijó el médico D’Adamo, autor del libro Los grupos sanguíneos y la alimentación. Hizo un exhaustivo desarrollo sobre los alimentos que ingerimos y el tipo de sangre que tenemos. Después de años de investigación llegó a una conclusión.

D’Adamo encontró una conexión entre el tipo de sangre de las personas y la tolerancia a determinados alimentos. Básicamente, se refiere a que si consumimos alimentos que nos resultan incompatibles con nuestro grupo sanguíneo tenderíamos a engordar. Esto se debe a las lectinas, una proteína que se encuentra en cada uno de los alimentos. Si la lectina en cuestión no es compatible con el tipo de sangre puede producir reacciones adversas en el organismo.

A continuación, veremos de manera resumida las claves de la dieta y desmenuzaremos cada uno de los grupos sanguíneos.

Tipo 0

Se dice que los que poseen este grupo de sangre tienen un sistema inmunitario activo y muy potente. Con tendencia una actividad tiroidea lenta y con cierta dificultad para adaptarse a las condiciones ambientales y nutricionales.

Sus digestiones son fuertes y son eficaces para metabolizar dietas ricas en proteínas. Aun así, debe equilibrar esas proteínas animales con verduras para evitar la acidez

  • Alimentos buenos: Carnes magras, pescados, aceites, frutas, verduras y frutos secos, nueces y pipas de calabaza.
  • Alimentos neutros: Pollo, pavo, perdiz, conejo, langosta, mantequilla, cerveza, vinos tintos y blancos y quesos frescos magros.
  • Alimentos que se deben evitar: Coliflor, coles de Bruselas, repollo, berenjenas y patatas. Evitar el cerdo, salmón ahumado, pulpo, lentejas, leche, aceitunas, naranjas, fresas, zumo de manzana, pimienta negra, plátanos, café, té y bebidas gaseosas. Eliminar los productos que contengan trigo y reemplazarlos por aquellos que estén hechos a base de maíz y cereales.
  • Para ganar peso: Gluten de trigo, judías, lentejas, maíz y todo tipo de coles.
  • Para adelgazar: Algas marinas, sal yodada, pescados, mariscos, carne de hígado, espinacas y brócoli.

carne

Tipo A

Poseen un sistema inmunitario vulnerable, pero saben adaptarse a toda situación ambiental y situación nutritiva. En cambio, poseen un aparato digestivo más frágil que no tolera la carne, harina de trigo, la leche y los lácteos. Al grupo sanguíneo de tipo A, le conviene realizar una dieta vegetariana rica en cereales y legumbres.

  • Alimentos buenos: Fruta, pescados, legumbres, cereales y verduras.
  • Alimentos neutros: Pollo, pavo, queso de cabra, aceite de hígado de bacalao, almendras, coliflor, uvas, manzanas, apio, melón, melocotón, arroz salvaje, vino blanco y té diente de león.
  • Alimentos a evitar: Reducir considerablemente el consumo de carnes, anchoas, quesos, repollo, almejas, plátanos, patatas, tomates, cerveza, licores y embutidos.
  • Para ganar peso: Alimentarse a base de carnes, lácteos, habas y el exceso de trigo.
  • Para adelgazar: Aceites vegetales, soja y piña.

Tipo B

Con un sistema inmunitario activo y un aparato digestivo eficiente les permite seguir una dieta variada y equilibrada. Es la más completa y rica de todas, ya que les sienta bien un estilo de vida más carnívoro o vegetariano.

  • Alimentos buenos: Huevos, carnes, pescados, legumbres, lácteos, cereales, verduras y frutas.
  • Alimentos neutros: Ternera, pavo, hígado, aceite de hígado de bacalao, legumbres, arroz, ajo, pepino, patatas, manzanas, mayonesa, café y vinos tanto tintos como blancos.
  • Alimentos a evitar: Cerdo, langosta, anchoas, helados, aceite de cacahuete y girasol, lentejas, cereales, pan de centeno, aceitunas, tomates, pimienta negra, licores. No se recomiendan los cangrejos, mejillones, ostras, almejas, pulpo ni los caracoles.
  • Para ganar peso: Maíz, lentejas, cacahuetes, semillas de sésamo y trigo.
  • Para perder peso: Todos los vegetales de hoja verde, huevos, lácteos y carne.

fruta

Tipo AB

Este último grupo sanguíneo posee un sistema inmunitario vulnerable y un aparato digestivo frágil, que precisa de una dieta moderada y mixta.

  • Alimentos buenos: Deben centrarse en añadir a su dieta productos a base de harina de trigo y preferir las grasas vegetales. Carnes, pescados y mariscos, lácteos, frutos secos, legumbres, cereales, verduras y
  • Alimentos neutros: Hígado, carpa, faisán, leche descremada, leche de soja, aceite de cacahuete, almendras ,nueces del Brasil, lentejas, crema de arroz, espárragos, patatas, manzanas, peras, mayonesa, cerveza, vino blanco y tinto.
  • Alimentos a evitar: Carnes, productos lácteos, integrales de trigo y pastas, vinagre y bebidas gaseosas. Se recomiendo eliminar los encurtidos, la pimienta, el vinagre, tocino, ternera, helados, leche entera, langosta, gambas, cangrejos, ostras, pulpo, almejas y anchoas.
  • Para ganar peso: Las carnes rojas, maíz, trigo sarraceno, alubias, judías y semillas de sésamo.
  • Para adelgazar: Verduras, pescados, lácteos, algas marinas, piña y tofu.

Este tipo de dieta no es radical, es decir, el autor del libro, señala que no todas las personas del mismo tipo son intolerantes o tolerantes a todos los alimentos ni poseen el mismo grado de sensibilidad. Por eso, ofrece tan sólo esta información y estas pautas para cada persona añada y evite paulatinamente una serie de alimentos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *