Compra mensual o semanal, ¿cuál es más rentable?

Son muchos los meses en los que miramos con bastante frecuencia nuestra cuenta bancaria a la espera de unos ingresos que nos permitan realizar la compra habitual del mes. Estas veces suelen darse sobre todo a final de mes o principios del próximo cuando el frigorífico empieza a quedarse tan escaso de víveres como nuestra cuenta corriente de cash

Si tienes pocos ingresos o simplemente si quieres saber qué tipo de compra suele ser más rentable y económica para nuestro bolsillo, te vendrá bien leer este artículo. En él analizamos exhaustivamente tanto las compras mensuales como las semanales y os decimos cuál de las dos es más rentable. También os daremos una serie de pautas a seguir a la hora de hacer la compra y ahorrar.

Compra mensual: Ventajas e inconvenientes

Llamaremos compra mensual a esa única compra de la mayor parte de productos necesarios en un hogar, exceptuando algunas cosas de consumo diario y perecedero como pueden ser el pan o la fruta.

Ventajas

  • Una de las mayores ventajas en este tipo de compra es que ahorramos tiempo y combustible, en caso de tener que trasladarnos en coche. Iríamos una sola vez y cogeríamos todo lo necesario (productos del hogar, verduras, congelados, etc.) para pasar el mes.
  • Podríamos aprovechar las ofertas de 2×1 o rebajas en muchos de los establecimientos e hipermercados que suelen ponerlas a finales de mes o a los inicios. De esta forma ahorraríamos algo de dinero.
  • Al ser una compra grande iríamos con una lista preparada de casa y nos basaríamos únicamente en lo apuntado en ella, por lo que no gastaríamos de más en productos quizás innecesarios en nuestro hogar.

Inconvenientes

  • A pesar del último punto anterior, que sería lo deseado, hay muchas otras personas que en las compras mensuales se dejan guiar mucho por los impulsos adquiriendo productos que quizás no son tan necesarios o son más caprichos, como pueden ser más productos de postre, como dulces o tartas, frutos secos o alimentos típicos para picar entre horas.
  • Se suele olvidar la compra de algún que otro producto. Aunque llevemos lista preparada desde casa, al ser tan extensa podemos olvidar con más facilidad la compra de algún producto en particular que si llevásemos una lista más pequeña como es el caso de las compras semanales.
  • La compra mensual suele producir más gasto puesto que con la idea de comprar para todo un mes lo que intentamos es llenar el carro de la compra e ir con todo lo necesario a toda costa. De esta forma gastamos más porque siempre nos “parece poco” para no tener que volver al supermercado a mitad de mes.
  • Al ser una compra para todo un mes podemos no fijarnos en la fecha de caducidad y algunos alimentos podrían caducar en la despensa. Si sueles fijarte bien en este punto no tendría porqué suponer un inconveniente para ti pero si eres despistado/a, quizás sí.

Compra semanal: Ventajas e inconvenientes

La compra semanal, según análisis de mercados, es la que más se hace habitualmente. Casi el 85% de las familias va una o dos veces a la semana al supermercado. Este dato ya nos da mucho que pensar pero analicemos las ventajas e inconvenientes de realizar una compra semanal.

Ventajas

  • Siempre tendremos fruta y verdura fresca en nuestra despensa. Además, el precio de este tipo de alimentos perecederos suelen variar bastante de unos días a otros, por lo que podemos ir viendo la variedad de precios y elegir aquellos días en los que se encuentren más baratos.
  • No nos caducarán casi nunca los alimentos, ya que al llevar la compra a la semana tendremos en cuenta muy a menudo todo lo que guardamos en la despensa y qué fecha de caducidad tienen.
  • Es más fácil ahorrar comprando productos de temporada o aquellas ofertas puntuales que sólo están algunos días a la semana.
  • No es normal que nos olvidemos de la compra de ningún producto, ya que al llevar una lista pequeña es más fácil ver todo a simple vista. En caso de olvido siempre podremos esperar unos días más para la próxima compra, siempre y cuando no sea de primera necesidad, lógicamente.

Inconvenientes

  • Se consume más tiempo al ir varias veces al mes. También gastaríamos 3 o 4 veces más de combustible en caso siempre de que tengamos que trasladarnos en vehículo.
  • Si solemos ser descontrolados y comprar de forma compulsiva, podemos gastar bastante más que en una compra mensual.

Por regla general, vemos que gana en ventajas la compra semanal frente a la mensual. También es inferior el número de inconvenientes. La verdad es que se ahorra un poco más acudiendo cada semana al supermercado pero nosotros te recomendamos que pruebes ambas. Un mes realiza una compra mensual, y al mes siguiente, realiza las 4 o 5 compras semanales. Luego compara precios, ten en cuenta el gasto total de las compras, el gasto de combustible, y demás… De esta forma serás tú mismo/o quien ajuste su mejor tipo de compra a sus necesidades.

Cuida tu cuerpo
¿Quieres estar en forma y disfrutar de una vida saludable? No te pierdas estos consejos para conseguirlo:
¡Adiós a la celulitis!Gimnasia facial sin cirugía

Categorías

Hogar

Carmen Guillén

Estudiante de Psicología, monitora educacional y con múltiples aficiones. Una de mis pasiones es la escritura y otra es ver vídeos y leer de todo... Ver perfil ›

Deja un comentario