Cómo utilizar los aceites de belleza en tu rutina

Aceites de belleza

En la actualidad escuchamos muchas veces las grandes propiedades que tienen los aceites naturales para nuestras rutinas de belleza, ya que son cosméticos a los que les podemos dar mucha utilidad. Pero no siempre estamos seguras de cuáles son exactamente los usos que les podemos dar, así que vamos a verlo para tenerlo más claro.

Los aceites de belleza pueden tener distintas propiedades ya que no todos son iguales, por lo que cada persona debe elegir el más adecuado. De esta forma tendremos unos productos de belleza que serán ideales y además nos durarán muchísimo, ya que los aceites tienen esa estupenda cualidad si los utilizamos bien.

Qué aceites son los más conocidos

Aceites de belleza

Hoy en día podemos encontrar información acerca de todo tipo de aceites, aunque algunos son mucho más populares que otros. El aceite de argán es muy rico en vitamina E, un gran antioxidante, y nos ayuda a hidratar muchísimo la piel, pues contiene ácidos grasos esenciales. Es uno de los más caros, por lo que suele mezclarse con otros, así que hay que tener cuidado con lo que compramos. El aceite de jojoba es un clásico y ayuda a equilibrar incluso las pieles grasas o a las más secas favoreciendo la retención de agua en la dermis y el equilibrio en ellas. El aceite de oliva es oro líquido y solemos utilizarlo en cocina, pero también puede formar parte de nuestras rutinas de belleza, pues contiene muchos antioxidantes. En cuanto al aceite de coco, tiene un gran olor y sirve para nutrir con una sensación sedosa que es muy agradable. El aceite de rosa de mosqueta es ideal para regenerar la piel, siendo otro de nuestros grandes aliados.

Antiarrugas para la piel

Este es uno de los usos fundamentales que le podemos dar a los aceites, recomendando el de argán y el de jojoba sobre todo. Estos aceites hacen que la piel se nutra con una sustancia que es muy parecida a la grasa que produce. Las pieles secas, como sabemos no producen tanta grasa y suelen tener más arrugas. De ahí que el aceite pueda ayudarnos a evitar este problema. Además, con las grandes dosis de vitamina E y antioxidantes ayudaremos a que la piel se mantenga joven más tiempo.

Los aceites como desmaquillantes

Desmaquillarse

Este es un uso que no todo el mundo conoce, pero puede ser una gran idea. Los aceites ayudan a desmaquillarnos incluso si hemos usado productos waterproof, ya que el aceite es capaz de arrastrarlos. Al mismo tiempo que retiramos el maquillaje, estaremos hidratando la piel, por lo que es una gran idea para las pieles más secas.

Aceite para el contorno de ojos

Esta zona es muy delicada, por lo que debemos tener cuidado a la hora de aplicar cualquier producto. Tiene menos glándulas sebáceas y por ello no absorbe tan bien los productos. Si vamos a usar aceite, que sea en el exterior, con pequeños toques y usando tan solo una gota en los dedos. De esta forma lograremos que el producto no sea excesivo para esta zona. Hidratarla demasiado puede dar lugar a algo de inflamación, pero estos aceites son ideales para evitar las arrugas en el contorno de ojos.

Mascarilla para pies y manos

Belleza

Usar el aceite en el cuerpo a veces puede ser engorroso, pues mancha la ropa. Pero podemos usar los aceites como mascarillas para pies y manos durante la noche. Usaremos aceite como el de coco o el de oliva y nutriremos estas zonas cubriendo con calcetines y guantes de algodón.

Bálsamo labial

Si quieres rehidratar tus labios de una forma sana, nada mejor que los aceites. Concretamente nos encanta el de coco, puesto que hidrata y tiene un sabor y un olor estupendo, además de una textura cerosa en invierno, muy fácil de aplicar en los labios.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.