Cómo usar aceites faciales, beneficios y tipos

Se ha hablado mucho sobre el uso de los aceites faciales en la piel, que si engrasan, provocan granitos o hasta que obstruyen los poros y no dejan respirar la piel. Como en todos los productos, siempre depende del tipo que utilices y de los ingredientes que éste lleve.

Tanto las pieles grasas como las pieles secas, necesitan nutrientes para tener una barrera de hidratación óptima, y una ayuda extra, es un aceite facial que podemos aplicar justo después de nuestro tratamiento habitual de hidratación.

Si aplicamos el aceite antes de nuestra crema hidratante, impediremos que la crema penetre en las células de la piel, pero si lo aplicamos después, lo que hará es potenciar esa hidratación de la crema hidratante.

Si usas un aceite adecuado para tu tipo de piel, ésta estará hidratada, y además recibirá todos aquellos elementos necesarios del aceite para lograr el equilibrio de humectación y sebo que necesita para verse tersa y sana.

¿Qué beneficios nos aporta un aceite facial?

  • En las pieles secas, ayudarán a retener la humedad en el rostro, evitando la deshidratación.
  • En las pieles grasas, regulan la producción excesiva de sebo y mejoran el acné, ya que aunque suene algo contradictorio, muchas veces lo que le pasa a estas pieles, es que están sobre-hidratadas, por lo que el cuerpo produce más grasa para compensar esta sobrehidratación.
  • En las pieles normales, ayudan a mantener la piel suave e hidratada.
  • Posee una molécula muy pequeña que entra en cada uno de nuestros poros de la piel, los limpia y los hidrata, pero en ningún caso, los tapona.
  • Contiene nutrientes que reafirman la piel, como los ácidos grasos esenciales, que ayudan a promover la elasticidad del rostro.
  • Es mejor aplicarlos por la noche antes de ir a dormir, porque ayuda a que la piel se despierte al día siguiente mucho más suave y con más vitalidad.
  • Actúan de manera profunda, haciendo que la piel se limpie, se vuelva más suave, radiante y luminosa.
  • Son perfectos como producto antiedad, ya que ayudan a regeneran las células, protegiéndolas sin tapar el poro.

Cómo usar el aceite facial

Aplica una cuantas gotas de aceite después de tu crema hidratante habitual. Trabaja el producto con el calor de tus manos y ve impregnando tu piel poco a poco con pequeños golpecitos alrededor de tu rostro.

Otra opción de lo más recomendable, es que después de limpiar tu rostro por la noche, apliques únicamente el aceite facial y lo dejes actuar. AL día siguiente, solo tendrás que enjuagar la piel con agua templada y seguir tu ritual de hidratación diaria.

¿Todos los aceites faciales son buenos para nuestra piel?

No se trata de utilizar cualquier tipo de aceite facial y aplicarlo sobre nuestra cara. Hay aceites que son muy buenos y otros que no. Es fundamental que busques siempre aceites esenciales que vengan de plantas y semillas, porque éstos no tapan los poros y son más ligeros.

Los aceites más recomendables para nuestro rostro son los de jojoba, oliva, uva, aguacate, rosa mosqueta, almendras, lavanda, o caléndula, entre otros. Busca aceites que se extraigan en frío en la primera presión como el aceite de oliva extra-virgen, ya que como nunca ha sido calentado, no ha perdido las propiedades que lo hacen efectivo.

Debe estar libre de agua, rico en vitaminas, minerales, antioxidantes y ácidos grasos.

¿Sueles utilizar aceites faciales? ¿Cuáles te funcionan mejor?

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.