Cómo tratar las quemaduras solares

Quemaduras solares

Durante el verano nos exponemos muchas horas al sol, lo que puede hacer que sin darnos cuenta acabemos con algunas quemaduras solares. Sabemos que si hacemos las cosas bien no deberíamos tenerlas, pero a veces nos despistamos y ocurre. Es por eso que también deberíamos saber cómo tratar las quemaduras solares para cuidar la piel después de la playa.

Las quemaduras solares son un problema que parece darse una y otra vez todos los veranos, a pesar de los consejos para evitarlas. Quemar la piel de forma recurrente hace que aumente mucho el riesgo de padecer un cáncer de piel por lo que lo mejor siempre es la prevención.

Prevenir antes que curar

Prevenir es la clave para evitar las quemaduras solares. Debemos aplicar la crema en casa y por todo el cuerpo, sin dejar ninguna parte. Además, debe ser factor cincuenta o el más elevado, hay que olvidarse de usar factores bajos para coger antes un bronceado. Es mejor utilizar una sombrilla para evitar el sol si nos molesta o bien utilizar gorros para evitar quemaduras en el cuero cabelludo. Además, lo mejor siempre es evitar las horas centrales del día que es cuando el sol incide más directamente sobre nuestra piel.

Aplica frío

Aplicar frío

Si hemos sufrido quemaduras solares lo primero que deberíamos hacer es bajar la temperatura de la piel. Podemos darnos una ducha con agua fresca para notar el alivio o bien aplicar compresas con agua fresca. Esto nos ayudará a retirar esa sensación de quemazón en la piel, aunque no nos cura la piel. Es una de las primeras cosas que deberíamos hacer para recuperarnos de estas quemaduras.

Aloe vera

Aloe vera

El gel de aloe vera es uno de los remedios más utilizados en problemas tales como las quemaduras solares. Utiliza gel puro de aloe vera sobre la piel varias veces al día y déjalo actuar el tiempo que puedas. Notarás cómo la piel comienza a regenerarse y a curarse mucho mejor. Si aplicamos bien los productos puede que incluso la piel no se caiga si las quemaduras no son tan graves.

Bebe mucha agua

Nuestra piel no solo se hidrata por fuera, sino que también lo hace desde dentro. Cuando nos quemamos, la piel pierde líquidos, por lo que es importante volver a reponerlos. Si bebemos mucha agua, algo que es especialmente importante durante el verano, tendremos mucho mejor la piel, ya que permanecerá hidratada desde dentro. Así que una de las partes que debemos hacer es la de reponer líquidos con agua, zumos naturales y frutas como la sandía.

Utiliza leche entera

Leche

La leche entera tiene ácidos grasos y ácido láctico, los cuales ayudan a la piel a mantenerse hidratada y a regenerarse. Lo de bañarse en leche, aunque nos parezca algo irreal, tendría sus beneficios sobre la piel. En el caso de las quemaduras se trata de utilizar un poco de leche que sea entera, para que conserve todos esos ácidos grasos, y aplicarla sobre la piel dejando actuar. Proporciona alivio en la piel quemada y ayuda a que las quemaduras se curen antes. Para aplicarla es mejor utilizar un paño de algodón o una gasa y dar pequeños toques, nunca frotar.

Yogur natural

Yogur natural

El yogur natural es otro producto que puede ayudarnos a mantener la piel hidratada tras unas quemaduras. Estos yogures contienen proteínas que ayudan a mantener la piel hidratada durante más tiempo. Este tipo de productos se pueden encontrar en casa en cualquier momento y tienen grandes propiedades que podemos aprovechar. Aplicaremos el yogur natural sobre la piel y lo dejaremos actuar, de forma que consigamos tener la piel mucho más hidratada.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.