Cómo transformar un maquillaje de día en uno de noche en pocos pasos

Transformar maquillaje de día en uno de noche

Seguro que alguna vez te ha surgido un plan de noche interesante y difícil de rechazar después de todo un día de trabajo. Una de esas citas repentinas que te deja con poco tiempo para adaptar tu look y que requiere de un poco de imaginación para transformar un look de día en uno de noche. Especialmente cuando se trata de maquillaje, ya que es lo que más tiempo nos lleva a la hora de arreglarnos para salir.

Generalmente se utilizan maquillajes diferentes para el día y para la noche. En la mayoría de los casos, para el día se busca un efecto de belleza natural y un aspecto fresco. En cambio, un maquillaje de noche acepta sombras de ojos recargadas, delineados muy marcados y labiales imponentes. La buena noticia es que con algunos retoques y trucos, puedes transformar tu maquillaje de día en pocos pasos.

Qué hacer para transformar un maquillaje de día en uno de noche

Si tienes tiempo, es recomendable realizar una limpieza en dos pasos y dejar la piel descansar unos minutos antes de volver a aplicar productos de maquillaje. Pero en ocasiones especiales donde apenas hay tiempo y se necesita un cambio de look de maquillaje rápido, con estos pasos puedes adaptar el maquillaje del día para obtener un look perfecto de noche.

Empieza por los ojos

Sombras de ojos

Maquilla siempre los ojos antes de realizar el trabajo facial, ya que las sombras suelen desprender residuos y polvo que puede estropear la base y el contorno de ojos. Si vas a usar sombras de ojos en tonos más oscuros, el polvo puede quedar en la zona de la ojera. Esto hará que se vea más oscura y tu cara reflejará un aspecto cansado. Por lo tanto, empieza siempre por los ojos siguiendo estos pasos.

Si llevas una sombra por el día te servirá de base para realizar un trabajo de sombras para un look de noche. Utiliza el mismo color para retocar el color y aplica por todo el párpado a modo de sombra de transición. Con sombras en tono café realiza un ahumado por todo el párpado móvil, subiendo un poco más allá para obtener profundidad. Aplica una buena capa de máscara de pestañas y rellena las cejas para enmarcar bien la mirada.

Refresca la piel antes de aplicar productos en el rostro

Si no tienes tiempo de retirar la base de maquillaje y el resto de productos del rostro antes de comenzar, refresca la piel con un poco de agua fresca. Espolvorea con tus manos y seca ligeramente con un papel absorbente. Aunque tener un spray de agua de rosas en el bolso es de gran ayuda en estos casos. No apliques base sobre la base, tan solo tienes que retocar el contorno de ojos con corrector.

Aplica polvos bronceadores para recuperar el color y añade iluminador para lograr un efecto «glow» ideal para la noche. Con un poco de colorete en polvo o en crema conseguirás un aspecto fresco y divertido con el que completar el trabajo de maquillaje del rostro.

Los labios

Maquillaje de labios

Cualquier tono de labios es ideal para todo el día y la variedad es tan extensa que puedes divertirte mucho con los labiales. Antes de aplicar un nuevo labial para la noche retira los restos del que hayas usado por la noche, así la piel de los labios, fina y delicada, descansará unos minutos antes de recibir el nuevo producto. Incluso, puedes realizar una ligera exfoliación con sal marina y vaselina. Aplica un labial más oscuro para transformar un maquillaje de día en uno de noche.

Diferencias entre el maquillaje de día y el de noche

La diferencia principal entre un maquillaje de día y uno de noche reside en la luz. Es decir, el maquillaje de noche requiere toques de luz en productos para compensar la falta de luminosidad que existe por el día. Por ello, en el maquillaje de día se suelen utilizar productos con acabado mate, para contrarrestar los brillos por la luz. Y por la noche, buscamos el efecto contrario con iluminador y sombras con brillo que aporten luz al rostro.

Por lo que no necesitas tener productos diferentes para el día o la noche, tan solo tienes que aplicarlos de forma diferente para obtener el resultado deseado. Con los mismos cosméticos con los que te maquillas por el día, puedes transformar tu look en uno de noche solo cambiando la forma de aplicarlos. Prueba, juega y disfruta del maquillaje para encontrar los mejores looks.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.