¿Cómo teñirse una misma en casa?

Cómo teñirse una misma en casa

La mayoría de veces andamos con prisas y apenas disponemos de tiempo suficiente para poder permitirnos ir a un salón de belleza o peluquería. Porque nos salgan 4 canas por ahí dispersas o porque tengamos un centímetro de raíz distinta al resto del color de nuestro pelo no tenemos porqué volvernos locas y pedir cuanto antes una cita a nuestra peluquera habitual. ¡Los tintes también son para aplicárselos una misma!

No te preocupes, no es nada difícil, pero como casi todo en la vida, se va mejorando con la práctica, así que cuánto antes empieces, mejores serán los resultados después. A continuación te decimos cómo teñirse una misma en casa.

Coloreando tu cabello en casa conseguirás:

  • Aplicar exactamente el color de cabello deseado (ni más claro ni más oscuro) ya que lo comprarás tú misma.
  • Ahorro de dinero (sólo te gastarás lo que te cueste el tinte).

Consejos generales

Cómo teñirse una misma en casa 3

  • Es importante que el pelo no esté totalmente limpio. ¿Por qué? Para que tu cuero cabelludo no sufra tanto la acción del tinte, es mejor que esté protegido con los aceites naturales y grasa propia de la piel cuando te lo apliques. Lo mejor es guardar un par de días después del lavado para aplicar el tinte.
  • Para que el tinte agarre mejor en tu cabello es fundamental que aunque el pelo no esté limpio totalmente, no tenga tampoco nada de espumas y fijadores puestos. Si es así, podrás aplicar el tinte con total normalidad. Si por el contrario te has echado previamente alguna espuma o laca fijadora, bastará con cepillar tu cabello previamente para así retirar casi totalmente estos fijadores.
  • Antes de aplicar tu tinte, y sobre todo si es de un color oscuro como el negro o el castaño, debes proteger el contorno de tu cara (frente, orejas y nuca) con un poco de crema hidratante o vaselina para que no se manche excesivamente y así cueste menos retirar la mancha de tinte que quede.
  • Si tienes bastantes canas es preferible que empieces aplicando tu tinte por la zona de las canas previamente para luego pasar a teñirte el resto del cabello.
  • Es importantísimo seguir totalmente las instrucciones del paquete de tinte que compres. Guarda los tiempos que ponga y haz la prueba de tolerancia previamente para saber si no eres alérgica a ninguno de sus componentes.
  • Si quieres teñir todo el cabello para que quede uniforme, aplica todo el producto de una sola vez.
  • Para que no te quede ninguna sección de cabello por teñir, es importante que dividas tu pelo en secciones y vayas aplicando el tinte poco a poco por dichas secciones. Así sabrás qué parte teñiste y cuáles son aquellas que te faltan.
  • Una vez lo hayas aplicado totalmente, deberás dejar actuar aproximdamente 15 minutos. Pasado este tiempo deberás emulsionarlo por todo el cabello y aguardar el tiempo restante que falta. ¿Cómo se hace esto? ¡Es fácil! Basta con masajearlo bien desde raíces a puntas para que penetre bien.
  • Cuando transcurra totalmente el tiempo indicado que ponga en el envase, deberás aclarar primero únicamente con agua, preferiblemente templada (es importante que no esté demasiado caliente, así el tinte te durará más tiempo y tu pelo tendrá mucho más brillo).
  • Una vez aclares únicamente con agua podrás aplicar un champú. Es preferible que este sea para cabellos teñidos, ya que contiene principios activos que hacen que el tinte te dure mucho más tiempo y sobre todo guarde su brillo natural.
  • No te olvides de aplicar el envase de acondicionador o mascarilla que viene siempre con el tinte que compres. Este hará que tu pelo se vuelva más sedoso e hidratado después de la coloración.

No cometas estos errores

Cómo teñirse una misma en casa 2

  • Si buscas pasar de un pelo negro o castaño oscuro a uno rubio, debes saber que no bastará con la aplicación de un tinte en casa. Para esto sí deberás acudir a tu peluquería para que te realicen previamente una decoloración.
  • Lo hemos repetido antes, pero volvemos a hacerlo: ¡respeta los tiempos que pongan en la caja! Si lo retiras antes no te quedará totalmente teñido como debería, y si alargas mucho el tiempo recomendado, tu pelo se estropeará bastante más.
  • Si es la primera vez que te aplicas tú misma el tinte en casa, te recomendamos que uses el recipiente adecuado para ello y una brocha. Hacerlo con el mismo envase que viene en la caja del tinte puede ser algo complicado si no estás acostumbrada a él.
  • Si no estás segura de cómo te quedará el color o si te gustará lo suficiente, es mejor que pruebes con un tinte semi-permanente antes que con uno permanente. El semi-permanente se va con los lavados, sin embargo, el permanente se fija mucho más al pelo y tarda más en quitarse.
  • Si es la primera vez que coloreas tú misma tu pelo pide ayuda. Por la zona de la nuca no verás cómo te va quedando así que una ayudita inicial te iría bien para que te indicase cómo lo estás haciendo y qué zonas quedan por teñir.
  • Depende de la cantidad de cabello que tengas y de lo largo que sea así deberás comprar un paquete o dos de tinte. ¡No te quedes corta! Es preferible que sobre a que falte y que vayas con dos colores distintos que no querías.

Esperamos que estos consejos te ayuden y te sirvan. Ármate de paciencia y atrévete a coger la brocha: es sencillo y con la práctica tus resultados irán mejorando. ¡Prometido!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *