Cómo tener un jardín ecológico

Jardín ecológico

Tener un jardín en casa es todo un lujo, pero si queremos que sea un espacio de lo más natural, es importante que nos enfoquemos hacia un jardín ecológico. Saber qué es un jardín ecológico es importante, porque nos haremos una idea de si esto es adecuado para nosotros y de los beneficios que puede aportar a nuestra vida y al medio ambiente. También es necesario saber qué recursos utilizar para tener un jardín ecológico.

Podemos pensar que un jardín, por ser un espacio natural en nuestro hogar ya es por ello ecológico, pero no tiene por qué ser así. Hay muchas cosas que hacen que sea un espacio mucho más respetuoso con el medio ambiente y si este es nuestro estilo de vida vamos a querer tener un bonito jardín ecológico.

Qué es un jardín ecológico

Lo primero que tenemos que tener claro es que un jardín ecológico es aquel que aprovecha al máximo los recursos naturales existentes y que por ello contribuye a mejorar el medio ambiente y no a dañarlo. En muchas ocasiones utilizamos un exceso de pesticidas, productos químicos o piezas artificiales para crear bonitos jardines que sin embargo dejan de ser ecológicos. Además, es muy importante el uso que se hace del agua, ya que es necesaria para un jardín natural bien cuidado pero no por ello se debe desperdiciar. Todos estos detalles son los que hacen que un jardín pase a ser ecológico.

El diseño del jardín

Jardín ecológico en el hogar

Lo primero que hay que tener en cuenta es el tipo de suelo que hay en nuestro jardín. Si es un jardín que pueda aprovechar los recursos de agua, si tiene una buena composición para que crezcan en él las plantas o qué tipo de nutrientes tiene, para saber si necesitamos añadir un buen abono a todo  para mejorar la calidad del suelo. Un experto nos puede orientar a la hora de aprovechar al máximo el suelo que tengamos para que crezca en él la naturaleza de una forma ecológica.

Por otro lado, es importante elegir bien el tipo de plantas que vayamos a añadir. Es bueno elegir plantas autóctonas porque estas se van a adaptar mucho mejor al clima imperante y no necesitaremos sacar tantos recursos para mantenerlas en buen estado. Un buen ejemplo es el de un lugar en el que no llueve mucho y el clima es cálido. Si elegimos plantas de zonas húmedas o de tipo tropical tendremos que gastar mucha agua, agotando recursos necesarios para mantener un tipo de planta que no es autóctona. También es importante la variedad, ya que ante plagas estaremos más cubiertos, ya que se dañarán menos plantas.

El césped

Si bien es cierto que todo el mundo quiere un césped bonito y cuidado en el jardín, puede que si queremos un jardín ecológico tengamos que renunciar a este tipo de recurso. El césped queda bien para los jardines modernos pero requiere una gran cantidad de agua para su mantenimiento y quita agua a otras plantas, por lo que también puede perjudicarlas. Un jardín ecológico nunca va a parecer tan perfecto, pero sin duda será un regalo para la naturaleza.

Nutrir la tierra

Jardín ecológico

Evita el uso de abonos químicos y pesticidas para las plantas. Es importante hacerte con abonos que sean naturales. Hoy en día mucha gente utiliza compost de casa con sobras de comida y de podas que sirven para este tipo de abono. Se puede guardar en un recipiente y utilizar cuando sea necesario. Es un abono natural y así nos estaremos asegurando de que no contaminamos el suelo, ya que estos productos químicos se filtran y pueden pasar al agua del suelo y a los ríos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.