¿Cómo te afecta el dormir demasiado?

Puede parecer contradictorio pero dormir demasiado puede afectar a tu estado de ánimo, energía y actividad durante el día siguiente. Muchos estudios se han llevado a cabo sobre el tema del dormir, todos sabemos que las investigaciones apuntan a que lo ideal y lo más recomendable es dormir ocho horas diarias, pero ¿qué sucede cuando nos pasamos de las horas que recomiendan?

Nuestro cuerpo recarga las pilas durante la noche, descansamos de todo el día de actividad. El sueño es la mejor forma de hacerlo, nos relajamos y nuestros músculos se recuperan mientras dormimos. Nuestro organismo consigue recuperar el esfuerzo llevado de toda la jornada del día anterior.  

Hay que intentar mantener un equilibrio entre las horas de sueño que destinamos para descansar por el bien de nuestra salud. Dormir de siete a ocho horas diarias es lo más conveniente, porque son las horas necesarias para que el organismo se recupere totalmente de toda la actividad producida. Por la noche los músculos toman una posición correcta, estando tumbados se relajan  y la actividad cardíaca se disminuye al máximo, por lo que es el mejor momento para que el corazón descanse de su ritmo cotidiano. El dormir bien es un buen indicador y buena forma de mantener alejadas las enfermedades cardiovasculares. 

4536699021_9f3b4a41f1_b

El dormir, te permite controlar el apetito y en consecuencia te ayuda a regular el peso corporal. Sin embargo, debe ser todo en su justa medida, porque dormir demasiado puede pasarnos una mala factura. El dormir demasiado hace que el cuerpo se relaje en exceso, esto desemboca en que los biorritmos bajan y la velocidad metabólica también. Esto provoca que nuestro organismo se vuelva más lento y cada vez nos sentiremos más y más cansados y con menos ganas para afrontar el día a día. A esta sensación de no querer o no tener fuerzas para nada se conoce como sensación de letargo, que ya nuestras acciones se ralentizan debido a la prolongación del tiempo en el que organismo apenas tiene actividad.

Por ello, dormir demasiadas horas minimizará nuestra capacidad de respuesta a lo largo del día, estaremos decaídos y tendremos sensación de cansancio perpetuo, ya que nuestro cuerpo apenas se ha repuesto de tantas horas de sueño. Es importante que sepamos controlar las horas que dedicamos para dormir, en ningún caso debemos excedernos, de nada nos sirve dormir mucho porque aunque se piense que estamos recuperando sueño, en realidad nos afecta para afrontar el próximo día. 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *