Cómo superar un desengaño afectivo

Cuando hablamos de un desengaño afectivo entrarían desde las decepciones, las traiciones e incluso esos rechazos que muchas de nosotras, hemos sufrido alguna vez a lo largo de nuestra vida. Es importante tener en cuenta que lejos de asumir estas realidades como hechos traumáticos capaces de “paralizar” nuestro día a día, son en realidad procesos emocionales de los que aprender y que deben enseñarnos a ser más fuertes. Más valientes.

No obstante sabemos que no siempre es fácil conseguirlo. Todo desengaño afectivo va a acompañado de gran cantidad de emociones negativas e incluso de un debilitamiento de nuestra autoestima y nuestro autoconcepto. Aquello en lo que creíamos se ha esfumado. Nuestras ilusiones, nuestra confianza se han roto y hemos de aprender a reconstruirnos de nuevo con las “piezas que nos han dejado”. Ahora bien, te aseguramos que mediante la resiliencia y nuestra superación personal, podemos conseguirlo. Te explicamos cómo

Claves para superar un desengaño afectivo

1. Todo pasa, el dolor no es perdurable

Puede parecerte una frase hecha, pero ten en cuenta que cada cosa que nos ocurre, cada fracaso que experimentamos en nuestra vida es también una oportunidad de aprendizaje. Para tu ayuda, es recomendable que recuerdes siempre esta frase: “No es lo que te pasa, es cómo lo piensas”. Es decir, el modo en que nosotras mismas procesemos lo ocurrido y lo afrontemos, nos marcará de un modo u otro.

Si yo pienso que me han dejado porque no era lo bastante buena, atractiva o divertida, estás haciéndote daño, Tus pensamientos son tu gran enemigo en este caso. Ahora bien, si enfocas lo sucedido como un hecho a superar y del cual aprender para ser más cauta o más valiente la próxima vez, tus pensamientos te son útiles.

El dolor que sientes ahora es temporal, la vida fluye y cambia cada día, nada prevalece, ni siquiera el sufrimiento que sientes ahora por ese desengaño afectivo. Recuerda que mañana será otro día, y que si focalizas tu vida en la superación y en centrarte en nuevos caminos e ilusiones, tu recuperación será mucho más rápida y saludable.

2. Céntrate en ti misma de nuevo

Has pasado un tiempo determinado muy centrada en otra persona, preocupada, llena de ansiedad, de dudas y de miedos. Hasta que al final, ha llegado el desengaño y la obligación de marcar distancia y alejarte. Una parte de ti misma sigue aún anclada a esa persona en concreto, y es ahí donde se haya gran parte de tu sufrimiento.

Tómate tu tiempo, llora si lo necesitas, busca tu soledad durante unas horas o días, pero después, recupera tu vida para ser nuevamente la auténtica protagonista de tu día a día. Al principio no será fácil, pero es primordial que te apoyes en amigos y familiares, que disfrutes de tu tiempo libre, de nuevas actividades e incluso de la lectura… Todo ello es muy importante para “romper” ese vínculo con la persona que te hizo daño.

Debes encontrar tu equilibrio interno reforzando tu autoestima, sintiéndote importante y segura de ti misma. Eres una persona que merece ser feliz de nuevo, y también, ser amada por alguien que te merezca de verdad.

3. Conviértete en la mejor versión de ti misma

Cuando sufrimos un desengaño afectivo se rompen muchas cosas de nuestro interior. Aspectos que de no cuidar, de no gestionar adecuadamente, nos pueden conducir  a una depresión, así pues ten muy en cuenta esta serie de dimensiones para evitarlas:

  • Pensar que nadie nos puede querer.
  • Pensar que es mejor no volver a amar, porque el amor es sinónimo de sufrimiento.
  • Buscar la soledad, pensando que nadie puede entendernos, que nadie puede servirnos de ayuda para superar ese dolor existencial y emocional.
  • Volvernos desconfiadas, tener miedo de volver al mundo, pensar mal de todas las personas. Nos volvemos tan frágiles que día a día preferimos nuestra escondernos en nosotras mismas, hasta que finalmente, elegimos incluso no salir de casa.

Todos estos razonamientos nos llevarían a caer en un estado depresivo del que nos costaría bastante salir. Una vez más recuerda, “nuestros pensamientos son nuestros aliados”, así que una estrategia ideal para superar un desengaño afectivo, es poner en práctica estos consejos.

  • Las personas solemos tener unos ideales muy específicos sobre cuál sería nuestra pareja ideal, es decir, la persona perfecta: alguien divertido, optimista, cercano, dialogante, con empatía, con madurez emocional y seguro de sí mismo. Puede que esta serie de características te parezcan demasiado perfectas, pero ¿qué te parece si mientras esperamos a que esa persona aparezca, nosotras mismas aprendemos aplicarlas a nuestra vida? Si tú misma te conviertes en eso que buscas en la pareja perfecta, tú eres ya alguien con quien merece la pena estar.
  • Busca en ti misma lo mejor, todo lo que ha ocurrido no es más que un pequeño escollo en el camino de tu ciclo vital, algo a superar con fuerza y entereza para seguir mirando al frente con la mejor versión de nosotras mismas. Hemos de seguir manteniendo el optimismo, nuestra autoestima, hemos de seguir sonriéndole a la vida con ilusiones nuevas.

Puede que te hayan rechazado, pero lo último que debes hacer es rechazarte a ti misma. Quien te hizo daño no te merecía, no obstante, tú ya sabes lo que vales, sabes que la vida siempre trae segundas oportunidades a quien sabe esperar. No obstante, no vale la pena tener prisa, mientras llega la pareja adecuada, viviremos en plenitud, disfrutando de lo que somos, de lo que tenemos y de nosotras mismas.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print


Soy psicóloga y escritora, me gusta hilar el conocimiento con el arte y las múltiples posibilidades de la imaginación; me inicié en los estudios sobre el comportamiento humano por mi necesidad de ahondar en esa eterna necesidad por saber y comprender, por descubrir qué motiva lo que somos y qué misterios nos encierran. La búsqueda nunca tiene fin… Mi vida no sería la misma sin la escritura, me define y me motiva: dispongo de premios literarios y de varios libros publicados: “Los lobos de Serieva”, “El cuaderno azul de El Cairo” y una obra para el público juvenil, “Hada Oscura”. Colaboro en varios blogs en los que disfruto aportando ideas y aprendiendo a su vez de las personas, espacios como “La mente es maravillosa” o “Mejor con salud”, me permiten seguir en este apasionante camino por entender lo que somos, es una aventura que sin duda, no encontrará final en esta puerta siempre entornada por las dudas y los misterios.

Un comentario

  1.   debora ruth andrade maraveles dijo

    estoy dando me la oportunidad de cambiar por el daño emocional que e vivido y debo decirte que es muy cierto este escrito cuesta trabajo mas lo bale claro no somos mejores que nadie mas el esfuerzo lo vale y que te demuestres a ti mismo que la persona que te daño no lo vio y no entendio como tu mejoraste para ser mejor eso es fuerza y orgullo a si a ti mismo que estar conmicerandote y algo que ninguna persona que te daña quiere ver y saber porque le quitas la fuerza que el se esforso por dañar se solo el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.