Cómo superar el rechazo

La vida consiste en intentar cosas y buscar metas, por lo que el rechazo forma parte de ella. Son muchas las formas de rechazo a las que podemos llegar a enfrentarnos en nuestra vida. Desde el rechazo social por parte de quienes creíamos que eran amigos, al rechazo amoroso o el rechazo profesional, al no conseguir un trabajo deseado.

Son varias las herramientas que podemos utilizar para superar el rechazo, ya que todo el mundo tiene que enfrentarse a él en algún momento de su vida. De este tipo de situaciones también se aprenden cosas, ya que en la vida podemos avanzar mucho gracias al ensayo y error.

El rechazo en nuestras vidas

El rechazo puede manifestarse de infinitas formas. Puede que no nos acepten en esa universidad, en un curso que deseábamos hacer, en un trabajo que queríamos, que nos rechace la persona que nos gusta o un amigo. También hay pequeños rechazos, como que cuentes un chiste y no haga gracia, como que aportes tu opinión y pase desapercibida. En la vida el rechazo siempre estará presente, pero hay personas a las que sin duda les afecta mucho más.

Es importante saber aceptar que aunque el rechazo duele, forma parte de nuestra vida y se puede aprender mucho de él. De hecho no hay que evitarlo, ya que las personas que desarrollan un gran miedo al rechazo terminan dejando de hacer muchas cosas precisamente por ese miedo a no ser aceptados. Es una situación difícil, pero saber que podemos superarlo nos puede ayudar a atrevernos con todo y a no perdernos nada en esta vida por el miedo al rechazo.

Sé sincero contigo mismo

Es importante que ante un rechazo no actuemos como si no hubiese pasado nada o nos pongamos excusas. Es fácil decirse a uno mismo que han elegido a otro porque tenía contactos o que esa persona no quiere salir con nosotros porque no sabe lo que quiere. Lo cierto es que estas cosas pasan y nos decepcionan. También duelen. Es por eso que es muy importante saber reconocerlo, sobre todo a nosotros mismos. Las cosas se superan cuando uno se enfrenta a ellas, no cuando huye o las convierte en otras cosas.

Es importante decirnos a nosotros mismos por qué nos sentimos rechazados. Ponerlo en palabras, por escrito puede ayudarnos a poner las cosas en claro y a ver la realidad. También será una forma de expresarnos, algo que es necesario cuando sentimos ese dolor.

Acude a alguien

Si tienes a alguna persona que sea de confianza y que sabes que te va a escuchar, acude a ella. Es bueno poder expresar lo que sentimos y ver que ese sentimiento es algo universal, que no estamos solos. Además, verlo desde otra perspectiva a veces hace que minimicemos mucho más la situación, ya que puede que nosotros la percibamos como algo mucho más grave de lo que es.

Entiende que hay cosas que no puedes controlar

Las personas que no aceptan los rechazos suelen sufrir mucho más. Son personas que desean controlarlo todo y que sufren con las situaciones en las que no pueden hacerlo. Es difícil darse cuenta de que a veces no está en nuestras manos el resultado. Pero sí debemos darnos al menos las felicitaciones por haberlo intentado, por haber sido valientes y también por haber hecho las cosas lo mejor que hemos podido. El resultado no siempre es el esperado, pero al menos debemos tener claro que intentarlo es muy importante.

Sé benévolo contigo mismo

Cuando sufrimos un rechazo y somos personas poco seguras de nosotras mismas, tenemos tendencia a hablarnos mal a nosotros mismos. Nos decimos palabras hirientes, como que no valemos lo suficiente. Esto hay que cortarlo de raíz. Los rechazos a veces suceden pero esto no quiere decir que valgamos menos o que no seamos capaces de hacer ese trabajo. Debemos decirnos que lo hicimos bien, que lo intentamos y que es inevitable. Debemos tratarnos bien siempre, pues la seguridad en uno mismo también forma parte del éxito de una persona.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.