Las cejas dicen mucho de ti… ¿Cómo son las tuyas?

Las cejas son el secreto de una mirada perfecta. Cuidarlas y depilarlas es una tarea básica para mantenerlas perfectas. No debemos ni hacerlas muy gruesas, ni muy finas, y sobre todo, deja que se alarguen, por nada del mundo te las dejes cortas. Opta siempre por una longitud que sobrepase un centímetro el extremo del ojo con un toque de lo más natural.

Olvídate de las cejas con poco pelo. Para saber cuál es el tamaño de cejas que va con tu tipo de rostro, prueba a hacer lo siguiente:

Coge un lápiz, y colócalo de forma vertical a tus cejas, apoyado en un lado de la nariz, justo tocando la aleta. Todo el vello que sobresalga de la punta del lápiz hacia la zona del entrecejo, tiene que ser eliminado. Para saber dónde deben finalizar tus cejas, coloca el lápiz en el centro del labio inferior e inclínalo hacia el borde exterior de ojo, siempre tocando la nariz. En el punto donde coincida la punta del lápiz con la ceja, es el lugar donde ésta debe acabar.

¿Qué tipo de cejas nos podemos encontrar?

Las cejas ponen el toque especial a nuestros ojos, realzan su mirada y marcan nuestra expresión. Dentro del “mundo de las cejas” básicamente podemos diferenciar 4 tipos básicos de cejas que favorecen a cada uno de los tipos de rostro.

  1. Finas y cortas. Tienen poco pelo, así que no te pases depilándotelas. Este tipo de cejas favorecen a las personas con cara pequeña redonda o triangular.
  2. Redondas. Son aquellas que dibujan un arco siguiendo la línea cóncava del ojo. Favorecen a personas con rostro cuadrado o rectangular y de facciones muy angulosas.
  3. Angulosas o triangulares. Tienen un ángulo bastante marcado, y son más gruesas en la parte inicial. Favorecen en casi todo tipo de facciones, cuando están bien cuidadas, ya que dan la sensación óptica de levantamiento de párpados superiores.
  4. Planas. Son aquellas que se aproximan a la línea horizontal del ojo, y destacan por un mayor volumen. Favorecen a personas con la cara alargada, ya que hace que sus facciones sean más ovaladas.

Mis ojos son…

Son tus ojos los que te dirán qué tipo de ceja se adecua a tu rostro:

  • Si tus ojos son redondos o hundidos, tus cejas han de ser más finas, con un trazo un poco triangular y que vaya hacia el exterior.
  • Para los ojos muy juntos, es fundamental que separes el entrecejo para crear ese efecto de amplitud.
  • Si tus ojos están muy separados, debes quitar vello del interior de la ceja, justo en el nacimiento.
  • Para unos ojos más almendrados elimina únicamente algunos pelitos del final.
  • Si tus ojos están ligeramente caídos, haz que tu ceja no sea tan larga para no aumentar esa sensación.

¿Cómo empezar a depilar tus cejas?

  1. Peina tus cejas con un cepillo especial desde su nacimiento hasta sus puntas. De esta forma, podrás ver cuáles pelitos te sobran y si tienes las dos cejas iguales.
  2. Deshazte de todos aquellos pelitos que sobresalgan por encima y por abajo, con las pinzas de depilar.

Si te pasas depilando o no te gusta el resultado, puedes ayudarte de un lápiz de cejas para pintar esas pequeñas “calvas” que te hayas dejado.

Recuerda siempre que no se trata de querer un tipo de cejas, sino de ver qué cejas te favorecen según tu rostro y tus ojos, por eso es importante establecer primero unas pautas para ver cual es la forma correcta de depilarlas.

En Deguapas: Cómo depilarse las cejas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *