Cómo ser fotogénico

Hoy en día inmortalizar los momentos de nuestra vida, es mucho más sencillo. Ya no hace falta que bajemos con la cámara a cuesta, sino que con los móviles haremos el mejor trabajo. Un trabajo que no siempre tiene un resultado esperado. De ahí que si quieres descubrir cómo ser fotogénico, te ayudamos con los mejores consejos.

Porque quien mejor que los expertos para poder guiarnos en este tema. Algunas personas tienen la facilidad de que a la primera foto, salen estupendamente bien. Mientras que otros tenemos que repetir el proceso infinitas veces para poder decir que hemos salido bien. ¡A partir de hoy, todo eso va a cambiar!.

Cómo ser fotogénico, practica frente al espejo

Puede dar lugar a que somos un poco presumidos de más, pero siempre es un paso que funciona. Lo mejor es practicar un poco frente al espejo. De este modo, conseguiremos buscar una posición que nos favorezca. Algunas personas mirando de frente tienen un ángulo perfecto, mientras que otras, ladeamos ligeramente la cabeza. Por mucho que lo parezca, un ángulo no es el mismo que el otro. Por lo que, intenta girar tu cabeza de izquierda a derecha, hasta que te guste el punto concreto. ¡Aunque lo pueda parecer, no es complicado!.

La postura ante la cámara

No hace falta estudiarlo, sino asimilarlo. La postura es algo vital cuando nos ponemos ante el objetivo de la cámara. De ahí que tengamos que estar relajados, tanto en el cuerpo como la expresión del rostro. No fuerces las sonrisas ni intentes abrir los ojos demás. Simplemente la naturalidad es la base de una buena imagen. Eso sí, levanta ligeramente la cabeza, coloca los hombros hacia atrás e intenta relajar tu boca. Sí, suena un tanto técnico pero es algo que te saldrá solo cuando lo pienses un par de veces. Del mismo modo, evita las posiciones totalmente rectas del cuerpo. Dobla los brazos o las rodillas, de manera natural, porque así la postura nos va a ayudar mucho.

Los tipos de plano

Seguro que odias cuando te acercan mucho la cámara, pues es normal. Los tipos de plano también son los que van a decirnos qué imagen nos va a favorecer más o menos. Cuando tenemos un rostro muy redondo o con papada pronunciada, olvídate de las fotos donde estás acostado o las que se coloca la cámara desde abajo. Lo mejor en estos casos es colocar la cámara más elevada. No estires demasiado el cuello y tampoco eleves mucho tu cara. Como hemos mencionado en el punto anterior, se trata de levantarla pero de manera ligera. De igual manera, si quieres verte más estilizado, gira hacia un lado tu cuerpo.

Ni serio ni a carcajadas

Los expertos matizan que los términos medios siempre son la mejor de las bases para descubrir cómo ser fotogénico. De ahí que sonreír ligeramente sea otro de los trucos y recuerda mostrar los dientes. Si apareces muy serio en la foto, no siempre te favorecerá. Al igual que si apareces con la risa, o el gesto de la misma, muy forzada. Ya que en este caso puede sacarte mayores defectos. Por lo que esbozar una sonrisa siempre puede ser tu punto a favor.

La iluminación

Porque para salir bien en una foto no siempre depende al 100% de nosotros o nuestro cuerpo. Sino que también factores como la ropa, maquillaje o incluso la iluminación tienen mucho qué decir. Evita que la fuente o el punto de luz esté a tu espalda. Más que nada porque va a oscurecer todo tu cuerpo y la foto no saldrá como se espera. Lo mejor es una luz de frente y que se pose ligeramente sobre ti. Porque si te da muy directamente sobre la cara, creará ciertas sombras por los ojos o la nariz. Así que, tiene que iluminarnos en conjunto.


Categorías

Moda

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *