Cómo seguir adelante si no le gustas

Seguir adelante

El mal de amores es bien conocido por casi todo el mundo. Son cosas que suelen suceder y que debemos aprender a aceptar como cualquier otro ciclo dentro de nuestra vida. En ocasiones es algo que nos afecta mucho más por las circunstancias que sean y ser fuertes no es fácil. No hay fórmulas secretas para seguir adelante cuando no le gustas a esa persona en la que piensas a diario, pero hay herramientas que te pueden ayudar.

Seguir adelante en la vida es algo necesario. Hay quien se queda aferrado al pasado y a las cosas que ya no se pueden cambiar y no avanza, algo que nunca es bueno para nosotros. Así que siempre debemos tener en cuenta que seguir con nuestra vida es una prioridad.

Deja fluir lo que sientes

Sentimientos

No sirve de nada reprimir lo que sentimos o fingir que estamos bien. Si no lo estamos es necesario dejarlo fluir. No el malo llorar o sentirse triste, pues la tristeza es un sentimiento adaptativo que nos ayuda a pasar página. Pero no debemos estancarnos en ella o corremos el riesgo de caer en una depresión. Si dejas fluir todo aquello que sientes después sentirás alivio. Hay que pasar por el dolor para poder seguir adelante, pues si lo reprimimos y lo guardamos solamente aparecerá en forma de ansiedad, nerviosismo o depresión. Debemos aprender a mostrar los sentimientos o al menos a dejar que salgan a flote para vivirlos y poder seguir.

Acepta lo que no puede ser

No gustarle o sentirse rechazado por la persona en la que hemos puesto nuestras esperanzas e ilusiones es muy duro. Seguramente ya has pasado por algo así y sabes que todo pasa, pero en ese momento la tristeza, el dolor o la rabia nos invade y es imposible reprimirlos o controlarlos. Pero si hay algo que se hace necesario es que aprendamos a aceptar todo aquello que no podemos cambiar. Esas cosas que no van a ser como nosotros pensamos. No aceptarlo y seguir luchando contra corriente solamente nos va a llevar a la frustración y a más dolor, por lo que es un paso que debe llegar en su momento.

Distrae tu mente

Distaerse

En esas ocasiones en las que seguimos pensando en la persona que nos gusta y en que es algo imposible, estaremos distraídos. Por eso es bueno intentar distraer la mente de aquello que nos atormenta. El pensamiento triste y recurrente solo hace que nos hundamos un poco más en ese dolor y no nos conviene. Las personas que más rápido salen adelante no se pasan el día pensando en lo mismo. Si estamos distraídos con algo que nos interese, entonces nuestra mente podrá relajarse y alejarse del dolor que no le hace bien. Intenta buscar algo que te guste, como un buen libro, una serie que te enganche como nunca. Lo importante es alejarse de ese sentimiento negativo.

Intenta salir y conocer gente

Puede que esto tengas que hacerlo cuando pase el tiempo y te encuentres mejore, más entera. Pero lo cierto es que salir, conocer gente y darte cuenta de que el mundo es muy extenso y hay muchas personas que tienen ganas de verse y hablar puede ser algo positivo. No siempre sale bien ni siempre conoceremos a gente que nos interese, pero intentarlo ya es un importante paso adelante del que podremos estar orgullosos. Puede que incluso conozcamos a alguien que nos haga sentir algo y que nos puede ayudar a olvidar a esa persona que tanto nos ha gustado. Nunca se sabe en dónde puede estar el próximo paso que nos haga avanzar hacia algo nuevo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.