Cómo saber si tu hijo pequeño tiene el trastorno de estrés postraumático

Los niños pueden parecer ansiosos pero que los padres no se den cuenta de que tienen ansiedad y que realmente lo están pasando mal. Observar las señales de advertencia de ansiedad en los niños puede ser complicado, ya que los niños menores de cinco años solo pueden presentar algunos de los síntomas del trastorno de estrés postraumático que experimentan los adultos.

Por este motivo es difícil saber si un niño menor de 5 años realmente está teniendo problemas de estrés o de ansiedad que le están afectando gravemente a su desarrollo. Hay familias que experimentan accidentes de coche, la muerte de un familiar o incluso, que viven un secuestro.

Los efectos posteriores a un trauma de este tipo se pueden ver de forma más fácil en los adultos, pero detectar los signos de advertencia de ansiedad en los niños puede ser difícil, sobre todo en niños menores de 5 años. Estos niños suelen tener problemas para comunicarse ya que la mayoría aún no controlan bien el uso del lenguaje.

Señales de que tu hijo tiene el trastorno de estrés postraumático

Si sospechas que tu hijo/a puede estar sufriendo un trastorno por estrés postraumático, entonces tendrás que estar atento/a a las siguientes señales que pueden dejarte claro que necesitáis ayuda de un profesional:

  1. Miedo irracional a los extraños o a ser separado de los padres
  2. Problemas para dormir o pesadillas
  3. Dice palabras o representa símbolos que pueden estar relacionados con el trauma
  4. Reproduce temas que están relacionados con el posible trauma
  5. Regresión en las habilidades del desarrollo
  6. Comportamiento irritable o agresivo
  7. Pierde interés en la escuela, amistades o en actividades que antes disfrutaba

Cómo puedes ayudarle

Si tu hijo tiene menos de tres años necesitará rutinas, estructura, previsibilidad y mucho afecto por parte de sus cuidadores y personas cercanas. Esto les ayudará a sobrellevar mejor la situación. En este sentido, evita las separaciones innecesarias y dale a tu hijo muchos abrazos. También podéis hacer actividades relajantes como pintar, hacer plastilina, cantar, etc.

Si en cambio tu hijo tiene de 3 a 5 años, entonces es necesario que escuches a tu hijo y que te comente sus preocupaciones. Ayuda a tu hijo a identificar los sentimientos con palabras, que sea capaz de poner nombre a sus emociones. De esta manera será capaz de verbalizar lo que le ocurre en lugar de manifestarlo con comportamientos negativo.

En lugar de decirle que deje de llorar y que se vaya a la cama, es mejor decir algo como: ‘Realmente tienes miedo a la oscuridad, no te preocupes porque estoy a tu lado’. Es importante seguir las rutinas y establecer límites con consistencia y dulzura, esto le dará a tu hijo una sensación de seguridad.

Si te das cuenta que los síntomas de ansiedad no mejora y que cada vez está peor, entonces será necesario que acudas a un profesional para que pueda ayudaros a poder trata la situación y que tu hijo/a pueda restablecer su estabilidad emocional.


Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.