Cómo saber si tu bebé tiene alergia

No es fácil saber si tu bebé tiene o no alergia, en este sentido, es necesario que los padres estén atentos para saber si lo que le ocurre al bebé es una alergia o si por el contrario, solo es una afección temporal. En la mayoría de ocasiones un sarpullido puede ser la primera señal de aviso que puedes tener en cuenta.

Pequeñas espinillas por el cuerpo del bebé

Muchos recién nacidos tienen pequeñas espinillas en la cara, pero el eccema es una una erupción más extendida que se ve roja y escamosa y puede causar picazón. Comienza en la cara, los brazos y las piernas, y luego aparece en los pliegues de las rodillas y los codos. Es más probable que un bebé con eccema tenga otros tipos de afecciones alérgicas, una progresión que los expertos denominan la marcha atópica.

De hecho, aproximadamente el 37% o de los niños pequeños con eccema moderado a severo también tienen alergias a los alimentos. Los expertos creen que las alergias alimentarias pueden jugar un papel en la causa del eccema en algunos niños.

Para tratar la piel afectada, es probable que tu médico te recomiende que bañes a su bebé con un limpiador hipoalergénico sin fragancias y que humedezca frecuentemente con una crema sin fragancia. También podría recetarte un medicamento tópico para ayudar a sanar la piel afectada o un antihistamínico para controlar la picazón.

Una reacción alérgica a un alimento da reacción en todo el cuerpo

La alergia a los alimentos y la intolerancia alimentaria a menudo se usan indistintamente, pero son muy diferentes. Una alergia es una respuesta inmunesistema que causa una reacción grave, a menudo inmediata. Las ronchas, la hinchazón de los labios, los vómitos, la diarrea y las sibilancias pueden ser señales claros de una alergia. Cuando un bebé tiene intolerancia, es porque le falta la enzima necesaria para descomponer una proteína en partes digeribles.

Esto causa una reacción más leve aislada en el tracto digestivo, como gases o calambres. Los síntomas de alergias e intolerancias pueden ocurrir cuando los bebés comienzan con sólidos, pero también durante la alimentación exclusiva con fórmula o la lactancia. (La leche materna contiene proteínas de los alimentos que come una madre, y la mayoría de las fórmulas contienen leche o soja, que son alérgenos comunes).

Si tu pediatra sospecha que tiene una alergia alimentaria, puede derivar a tu hijo a un alergólogo que pueda realizar pruebas de sangre o de la piel para confirmar un diagnóstico. El tratamiento generalmente se enfoca en evitar un alimento desencadenante, pero es importante que un médico te guíe. Si quitas un alimento de la dieta de tu hijo al que no es realmente alérgico, esto puede hacer que tenga más probabilidades de tener una reacción la próxima vez que lo coma.

El asma, otra señal a tener en cuenta

El asma causa inflamación en las vías respiratorias, lo que produce tos, respiración con silbido y dificultad para respirar, y los bebés con alergias al eccema y los alimentos tienen más probabilidades de desarrollar la afección crónica. Aunque los síntomas del asma pueden comenzar en la infancia, la mayoría de los bebés no reciben el diagnóstico lo antes posible; en su lugar, los síntomas se atribuyen a un resfrío o a un virus.

Pero cuando la tos o las sibilancias duran más allá de un resfriado, un médico a menudo tratará a un bebé con medicamentos inhalados para ayudar a reducir la inflamación y luego controlarla en busca de síntomas de asma a medida que crezca.

Si tu bebé tiene algunos de estos síntomas, entonces, será necesario que acudas a un médico lo antes posible.


Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.