Cómo saber si en la relación hay amor o dependencia

sorpresas sensuales en la pareja

A veces es realmente complicado el poder saber si en una pareja hay de verdad amor, o si por el contrario lo que existe es dependencia de una de las partes de la relación. Es esencial el saber diferenciar y distinguir ambos términos y saber de esta manera si la relación no es sana.

En la pareja debe primar en todo momento el amor, la igualdad y el respeto y evitar ciertas toxicidades que puedan poner fin a la relación.

Las relaciones dependientes

Si una de las personas que forman parte de una pareja, se siente vacía a nivel emocional y necesita que la otra le llene en todos los aspecto, se puede decir que lleva una relación de dependencia. Las personas dependientes carecen de autoestima y de confianza en sí mismas y necesitan en todo momento a la otra persona para seguir hacia delante.

El problema de ello es que el afecto y el cariño no es recíproco, por lo que reciben mucho de la pareja pero no dan nada a cambio. La dependencia emocional puede ser tal que a pesar de no sentir nada por la otra persona, deciden aguantar dicha relación por el temor a quedarse solos y sin nadie que les atienda.

Cómo saber si eres dependiente a nivel emocional

Hay algunos aspectos que pueden hacer indicar que eres dependiente de tu pareja:

  • Las personas que son dependientes exigen mucha atención de la pareja. De esta manera llenan todo el vacío emocional que tienen. Si dicha atención no es la esperada, se enfadan con una gran facilidad.
  • Si eres dependiente de tu pareja, necesitarás pasar el máximo tiempo posible junto a la otra persona. Se trata de una relación absorbente que suele pasar factura con el paso del tiempo a la pareja.
  • Las personas que son dependientes no quieren estar solas en ningún momento y necesitan el afecto de la pareja.
  • El miedo o el temor a perder a la otra persona para siempre es otro de los aspectos más claros de la dependencia. Pueden llegar a anteponer el amor o la felicidad al hecho de quedarse solos.

posible pareja

La dependencia es tóxica

La dependencia emocional no es para nada saludable tanto para el dependiente como para la otra persona que forma parte de la pareja. Si no se trata a tiempo, dicha dependencia provoca que la felicidad se vaya diluyendo poco a poco y el amor pase a un segundo plano. Con el paso del tiempo se vuelve totalmente incompatible el amor con la citada dependencia. La persona que es dependiente a nivel emocional cada vez exige más a la otra parte ya que se siente insatisfecho. Ello provoca que la relación se vuelva tóxica, dando lugar a numerosos problemas en la pareja.

¿Se puede dejar de ser dependiente?

Si la persona es consciente de tal dependencia, puede dejar de serlo con la ayuda de la pareja y de un profesional. Es importante el empezar a quererse a uno mismo y a partir de ahí, demostrar todo el amor que se tiene hacia la otra persona. Es esencial el poder ser feliz por uno mismo y no esperar a serlo por los actos de la otra persona. Es bueno dejar la necesidad de lado y fomentar una relación basada en la reciprocidad y en la equidad.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.