Cómo retomar la vuelta al trabajo después del confinamiento

volver al trabajo

Parece que poco a poco todo vuelve a una normalidad diferente, una normalidad con geles para las manos, mascarillas para tapar la boca y la nariz y distanciamiento social. La pandemia parece que nos ha marcado más de lo que pensamos, pero retomar la vuelta al trabajo después del confinamiento puede ser todo un desafío.

Aunque parece que esta “nueva normalidad” ya está dentro de nuestras vidas, no podemos bajar la guardia porque todos los medios hablan de posibles rebrotes en el futuro. Quizá durante los meses confinados pensabas en tu vuelva al trabajo, sobre todo al principio, pero ahora que está cada vez más cerca, puedes sentir diversas emociones, ambivalentes.

¿Alivio o ansiedad?

Alivio

Para muchos, la vuelta al trabajo es sinónimo de volver a las rutinas que tenía antes de la pandemia, algo que sin duda, hará que se vuelva a una zona de confort que le haga sentir bien y productivo. Aunque por supuesto, no todo es fácil. Si tienes que coger el transporte público en hora punta y lleno de gente, puede que sientas cierta inseguridad por los posibles contagios.

Volver al trabajo puede ser un alivio, porque vuelves a sentirte productivo y eso te hace sentir bien. Sobre todo si no has podido teletrabajar por las características de tu trabajo. Además, quizá aún no has cobrado nada desde el confinamiento o has cobrado menos de lo que necesitas, por lo que el dinero es una necesidad que cada vez ves con más claridad en tu cuenta bancaria.

También es posible que el no relacionarte con otras personas te hiciese sentir mal y que necesites el contacto con otros. Si has estado en casa encerrado solo, sin compañía o sin apenas compañía y eres de las personas que necesita estar en contacto con otras personas. Si éste es tu caso, entonces volver al trabajo será todo un alivio para ti porque volverás a estar en contacto con las personas de tu entorno laboral. Si tienes una buena relación será algo bueno para ti.

volver al trabajo

Ansiedad

Por otra parte, en lugar de sentir alivio, es posible que la vuelta al trabajo después del confinamiento sea un detonante de ansiedad u otros problemas asociados en tu vida. Quizá pudiste teletrabajar o el dinero no escaseó en tu cuenta bancaria porque tuviste tu sueldo asegurado a pesar de estar en casa.

Si en tu casa sentiste que estabas bien, protegido y además no te faltaba dinero en tu cuenta bancaria, es posible que sientas cierto miedo o ansiedad porque no ves la necesidad de salir de casa para estar bien.

Además, si eres una persona en la que en tu trabajo no te sientes bien por el motivo que sea, o te has dado cuenta que estás mejor con menos contacto social, entonces por este motivo, es posible que también sientas cierta ansiedad al volver al trabajo.

Si el estrés de tu trabajo te hace sentir mal, y en casa has podido estar mejor emocionalmente, volver al trabajo también puede suponerte un problema emocional considerable. De cualquier modo, es necesario adaptarse a esta “nueva normalidad” para que de esta manera, puedas volver a tomar en control de tu vida.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.