Cómo reducir la ansiedad de manera natural

Reducir la ansiedad

Reducir la ansiedad no es algo sencillo y lo sabemos. Porque los que hemos padecido o padecemos de ansiedad conocemos bien cuáles son los problemas de tener que lidiar cada día con ello. Pero, a pesar del tratamiento que te hayan indicado tus médicos, no está de más el poner en práctica algunos remedios naturales.

Ya que la unión de todos ellos hará que nos devuelva una vida más saludable, donde tengamos el control de nuestra cabeza y de nuestro cuerpo. Poner de nuestra parte para ir saliendo de ese agujero es uno de los primeros pasos a dar y desde luego, se sale. Así que, intenta seguir todos esos consejos que te contamos.

Practica yoga de manera regular para reducir la ansiedad

De entre todas las disciplinas, puede ser una de las que más nos ayuden contra la ansiedad. Porque en clases de yoga no solo nos centramos en el cuerpo sino que también la mente será quien tenga un gran protagonismo. Es ahí cuando comenzamos a cuidarla y como tal, a conocernos un poco más. Aunque llevar a cabo las diferentes posturas es clave, también tendremos que centrarnos en la respiración. Lo que hace que el cuerpo se oxigene al mismo tiempo que nuestra mente solo se fija en ello y evitaremos pensar lo que no debemos.

Yoga contra la ansiedad

Practicar el mindfulness

Seguro que has oído hablar sobre el mindfulness y no es de extrañar. Porque se trata de otra de esas prácticas que deben estar en nuestra vida. Más que nada porque hará conectarnos con nosotros mismos a través de la concentración y respiración. De ahí que es necesario realizar ejercicios guiados de manera frecuente, aunque durante pocos minutos. Puede que al principio no consigas concentrarte, pero poco a poco verás que no es tan complicado. Pero eso sí, intenta tener a alguien que te guíe en un comienzo. Con esta práctica conseguirás relajar el cuerpo, eliminar el estrés y las tensiones al mismo tiempo que la ansiedad. Disfrutarás de un sueño más placentero y hasta podrás controlar problemas de autoestima.

Elige un deporte que te guste

Puedes hacer ejercicio por tu cuenta, en casa o bien en el gimnasio. Las opciones ya ves que son muy variadas. Así que, no tendrás problema en adaptarte a la que más te guste. Puedes probar con una clase de spinning o bien de zumba, si te gusta. Lo bueno es conseguir una que nos guste, que nos motive. Porque solo así sabemos que no la dejaremos de lado. Mantenernos activos es bueno para el cuerpo pero genial para la mente.

Beneficios de caminar por la playa

Caminar por la playa para reducir la ansiedad

Aprovechando el buen tiempo que aún tenemos por delante, nada como caminar por la playa. Esa sensación de la arena bajo los pies es calmante. Además de ejercitar tus piernas también hará que la mente se vaya relajando poco a poco. Consiguiendo así reducir la ansiedad como esperamos. Claro que si la playa no te va mucho, puedes cambiarla por el campo y seguir disfrutando de tu propia relajación.

Concéntrate en la respiración

En la meditación, mindfulness o en el yoga la respiración es fundamental como hemos mencionado, también puedes hacer tus propios ejercicios. Unos ejercicios que consisten en concentrarte en respirar bien. Porque aunque creas que ya lo haces, no es así. Necesitas estar sentada o acostada y no pensar en nada sino en las respiraciones que serán profundas. Inflarás tu estómago, respirando por la nariz, y soltando por la boca. Lo harás despacio y repetirás hasta que estés más relajada. Luego puedes ir soltando en dos veces, en tres, etc. Si llegas hasta 10 sería genial, sino, hasta que notes como los pensamientos negativos se han ido y tu cuerpo está relajado al máximo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.