Cómo recuperar la ilusión en la pareja

¿Por qué en ocasiones acabamos perdiendo la ilusión en nuestra relación de pareja? El amor sigue existiendo, pero sin embargo caemos en la rutina, en las preocupaciones diarias del trabajo, y en esos problemas que nos alejan de quien más queremos. Es un problema muy habitual que a todas nos ha ocurrido alguna vez. Recuperar la ilusión no siempre es fácil, porque en ocasiones pueden existir varias dimensiones ocultas bajo esta sensación que debemos saber afrontar.

En ocasiones, el problema puede residir en nosotras mismas. En una insatisfacción personal. En un momento vital o profesional en el cual no nos sentimos felices, y que acaba repercutiendo en nuestra relación. Otras veces sin embargo, esconde en realidad una falta real de ilusión e incluso de confianza con nuestro compañero. Algo falla. Sentimos un vacío y la falta de esa “chispa” de la que antes disfrutábamos al inicio de nuestra relación. ¿Por qué ocurre? ¿Qué podemos hacer para recuperar de nuevo esta ilusión? Te lo enseñamos.

¿Por qué perdemos la ilusión en nuestra relación de pareja?

ilusion bezzia (2)_830x400
La falta de ilusión suele llegar poco a poco y sin que nos demos cuenta. Nos dejamos llevar por las rutinas y las costumbres hasta que un día, nos damos cuenta de que algo falla. Ya no sentimos las cosas con la misma intensidad. Las cenas románticas ya no son tan románticas, o ni siquiera las organizamos. Ya no hay espontaneidad ni instantes de complicidad entre los dos. “¿Cómo hemos podido llega a este punto” nos preguntamos a menudo. Las causas pueden ser múltiples:

1. Factores personales

A veces el problema está en uno mismo. Llegamos a un punto de nuestra vida en que empezamos a valorarlo todo. ¿Tengo el trabajo que de verdad quiero? ¿Cuántas cosas me faltan por hacer? ¿Qué proyectos aún no he conseguido? ¿Estoy haciendo lo que realmente me gusta? Dimensiones existenciales y personales que pueden afectar directamente a nuestra pareja. Puede que la responsabilices de alguna de estas cosas sin querer. Puede que el problema esté en ti y no en tu pareja.

2. Poco tiempo para nuestra relación

Un trabajo con responsabilidades, alguna obligación familiar, pasar demasiado tiempo fuera de casa… todo ello son dimensiones que poco a poco van quitando calidad a nuestra relación. Si nos organizamos mal y no establecemos prioridades, el tiempo que pasamos con nuestra pareja es poco y de mala calidad. Todo ello hace que vayamos perdiendo la ilusión.

3. Pérdida de ilusión en la propia relación

No podemos hablar de desamor. Aún no. Pero en ocasiones al dejarnos caer en la rutina perdemos la emoción de lo imprevisto. De lo inesperado. De esa cita inesperada, de esa escapada, esa mirada o esa caricia. Hacer las mismas cosas cada día puede ser un peligro. Pero en ocasiones no es la rutina la única responsable. Puede que ya no sintamos lo mismo, que nuestros sentimientos hayan perdido intensidad. Si esto fuera así, deberíamos detenernos y pensar sobre ello. Ten en cuenta que la falta de ilusión es el primer escalón hacia una ruptura. Ese meridiano que hay que cruzar hacia un lado o hacia otro.

 Claves para recuperar la ilusión en la pareja

ilusion bezzia (1)_830x400

1. Obsérvate y detecta tus propias emociones

Un error muy común en estos casos es echar la culpa al otro. “Mi novio es un aburrido”, decimos a veces justificando ante otros esa falta de ilusión. Pero lo esencial es que antes de mirar a la otra persona, pienses en ti misma. ¿Cómo te sientes? ¿Sigues queriendo a tu pareja? ¿Hay algo que cambiarías o que no te gusta de tu vida? ¿Qué harías para sentirte mejor? Ten en cuenta que este tipo de cosas son muy buenas para hablarlas en pareja. En el momento en que notes que falta esa “chispa”, háblalo con tu pareja.

3. ¿Qué tal si hacemos algún cambio?

Pongamos algo más de improvisación a nuestra cotidianidad. Sorprende a tu pareja de algún modo. De la rutina que solíais seguir proponed algún cambio arriesgado que os aporte placer o divertimento. Salidas de fin de semana, citas románticas, cenas en la cama donde poder hablar cara a cara, con intimidad. La ilusión se recupera con los pequeños detalles y demostrando a la otra persona que es importante para nosotros. Haz que se sienta especial. Permite que él te haga sentir igual de importante.

4. Valorar los pequeños momentos

Es algo muy importante. Si estás con la persona que  quieres, todo lo demás es más fácil. La felicidad está a tu alcance y no debes desperdiciarla. Pero si percibes que esa persona con la que estás no te hace sentir especial, si notas que lo que tienes ahora no te aporta lo que esperabas, será el momento de hablar de vuestra situación.

5. Establecer nuevos planes e ilusiones realistas

Un modo adecuado de recuperar la ilusión, es pensar en el futuro. En eso que deseáis para el día de mañana. El tener un objetivo a largo plazo que os concierne a los dos aporta una sincera ilusión. Un viaje, una casa, hijos… todo ello forma parte de ese proyecto en común que edifica a toda pareja. Pero es básico que esas ilusiones sean realistas, de lo contrario el día menos pensado surgirá la inevitable decepción. Y no vale la pena.

Para concluir. La ilusión en ocasiones se recupera a partir de pequeños detalles. Demostrándonos lo importante que somos el uno por el otro, por ejemplo. Y nuestro interés por fortalecer el compromiso. Es esencial que antes de buscar culpas miremos en nosotros mismos para comprender cómo nos sentimos, y de qué modo podemos llenar ese vacío repentino que nos asalta con la falta de ilusión. Pequeños baches en una relación que siempre podemos superar con el esfuerzo de ambos por igual.

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *