Cómo reconocer y evitar a las personas tóxicas

Relaciones tóxicas

Mucho se habla de las personas y las relaciones tóxicas. Cuando hablamos de personas tóxicas nos referimos a aquellas que no nos aportan nada bueno pero de las cuales no somos capaces de huir por la razón que sea. Hay que tener en cuenta desde un principio que cualquier buena relación debe sumar y no restar.

El término persona tóxica se utiliza hoy en día de una forma casi popular, por lo que en ocasiones no somos conscientes de a qué nos estamos refiriendo exactamente. Con este tipo de personas tóxicas hablamos de gente que hace que crea en los demás malestar psíquico por diversos comportamientos.

Qué es una persona tóxica

Relaciones tóxicas

Los seres humanos somos animales sociales que buscamos relaciones con los que nos rodean. Esto es algo que llega a mejorar nuestra mente y nuestro bienestar, siempre y cuando esas relaciones sean buenas. Es decir, si las otras personas nos aportan algo bueno y nosotros hacemos lo mismo, se convierte en una relación sana que aporta. Pero si por el contrario nos relacionamos con personas que crean malestar y hacen que las relaciones sean malas, entonces estamos hablando de personas tóxicas. Estas malas relaciones pueden ser por muchos motivos, desde celos al tipo de personalidad de la otra persona.

Te saca de tus casillas

Esta es un señal clara de que se trata de una persona tóxica para ti. Puede que tengamos conflicto con alguna persona de vez en cuando, pero no es habitual que esto se repita de forma constante. Si te das cuenta de que te llevas bien con todo el mundo pero hay una persona que siempre termina creando conflicto, probablemente sea alguien tóxico. Las personas tóxicas disfrutan creando conflictos y lo buscan de forma constante, culpando más tarde a los demás cuando las otras personas lo único que hacen es reaccionar a sus ataques.

Te manipula constantemente

Relaciones tóxicas

Las personas que son tóxicas también pueden ser encantadoras, pero esto no quiere decir que sean buenas personas. Son muchas las que saben manipular a los demás y vestirlo todo de supuesta amabilidad cuando lo que hacen es perjudicar a otros para conseguir sus fines. Este tipo de personas son incluso peores, ya que hacen que nos sintamos mal casi sin que nos demos cuenta, además de que nos manipulan para conseguir lo que ellos quieren sin tener en cuenta nuestros sentimientos o deseos.

Siempre nos quejamos de ella

Las personas tóxicas que mantenemos en nuestra vida suelen hacer que nuestro humor cambie y que estemos mal humorados, puesto que crean malas sensaciones. Es por eso que a la hora de hablar de ellas siempre terminamos quejándonos. Si no tenemos nada bueno que decir de una persona quizás debamos replantearnos si vale la pena tenerla en nuestra vida, puesto que no nos da paz mental ni ninguna buena sensación. El hecho de quejarnos de ella constantemente terminará convirtiéndonos a nosotros mismos en una persona tóxica para los demás.

Solo ven el lado malo

Hay muchas personas tóxicas que lo que hacen es sacar el lado malo a todo. Aquellas que se enfrentan a cualquier cosa con mal humor, con sentimientos negativos como el pesimismo terminan contagiando a los demás. Es por eso que debemos tener mucho cuidado con este tipo de personas, ya que pueden hacer que nuestro estado de ánimo cambie para mal.

Cómo gestionar las relaciones

Si vemos que esa persona solo nos aporta cosas malas siempre es mejor alejarse. Está claro que alguien que no nos aporta nada bueno no va a mejorar las cosas, por lo que si identificamos este tipo de comportamiento deberíamos dar distancia a esa persona.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.