Cómo reconocer la deshidratación en tu hijo

Botella de agua

Hay muchos niños que no se acuerdan de beber agua y si los padres tampoco dan la importancia que merece a la hidratación diaria, la deshidratación puede aparecer en cualquier momento. Los niños deben beber agua cada día, por lo menos de 6 a 8 vasos diarios. Los adultos también deben ser conscientes de esto y beber entre 8 y 12 vasos de agua. Si se hace deporte o se tiene una vida más activa la cantidad de agua también debe ser mayor.

Si tu hijo o hija le dice que tiene sed, entonces probablemente ya esté deshidratado. Es por esto que los niños deben beber agua durante todo el día antes de que se desarrolle la sed. Busca estas señales de deshidratación en tu hijo para evitar que le ocurra.

Señales de deshidratación en niños

  • No hace pipí
  • Pañales poco mojados durante más de seis horas
  • Falta de orina durante 12 horas en niños mayores (o una cantidad pequeña de orina de color oscuro)
  • Orina oscura que tiene olor fuerte (cuanto más fuerte es el olor, más deshidratación existe)
  • Boca seca o pegajosa
  • Pocas o ninguna lágrima al llorar
  • Piel seca y poco reluciente
  • Ojos hundidos
  • Fontanelas hundidas en los bebés (o abultadas)
  • Letargo o irritabilidad
  • Fatiga o mareos en un niño mayor

Agua y limón para el cabello

Consigue que tu hijo beba más agua

No siempre es fácil convencer a tu hijo de que beba agua corriente, ¿verdad?. Aquí hay algunos consejos para aumentar su consumo de agua a diario:

  • Haz que el agua sea accesible. Lleva botellas de agua a donde quiera que vayas. Mete una botella de agua cada día en la mochila de la escuela de tu hijo para que pueda beber agua en cualquier momento del día. Para los más pequeños, deja una taza de agua donde tu hijo pueda cogerla fácilmente cuando quiera tomar un poco de agua.
  • Añade sabor y color. Añade fruta al agua como sandía, piña, limones o limas…. Intenta usar frutas congeladas en lugar de cubitos de hielo. El agua tendrá más sabor y colores más atractivos para que los niños beban el agua más contentos.
  • Un poco de diversión nunca viene mal. Compra vasos o tazas especiales con personajes bonitos en el vaso o usa pajitas para darle una experiencia un poco más agradable al hecho de beber agua. Aunque parezca demasiado sencillo, funciona.
  • Sé un buen modelo a seguir. Ten siempre contigo una botella de agua y bebe mucha agua en casa. Cuando tus hijos vean que debes agua se darán cuenta de lo importante que es también en subida y en su salud. Además si te ve beber agua más probabilidades habrá de que pida por él mismo beber más.

El agua es importante para la salud de adultos y niños, pero también lo es para el estado de ánimo. Cuando falta agua en el organismo, además de deshidratación también puede llevar a ansiedad, irritabilidad y un estado de ánimo más decaído. El agua es vida, salud y bienestar físico y emocional. ¡No puede faltar agua en la vida de ningún ser vivo!


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.