Cómo reconocer a un padre tóxico

evita-gritarles-a-tus-hijos

Resulta raro el encontrar a un padre que reconozca que es tóxico para su hijo y que la crianza impartida no es la adecuada. El ser un buen padre depende de en gran medida de los valores aportados a su hijo durante el proceso de educación del mismo. El padre debe ayudar a que el niño pueda desarrollar una personalidad correcta y una conducta adecuada .

De no ser así, es posible que el padre no lo esté haciendo nada bien y sea considerado como un padre toxico. En el siguiente artículo te detallamos las características que suelen tener los conocidos como padres tóxicos y cómo solucionarlo para que el proceso de crianza sea el mejor posible.

Sobreprotección

La sobreprotección es una de las características más claras y evidentes de un padre tóxico. Un niño debe ser responsable de los errores que cometa ya que ello le ayudará a formar poco a poco su personalidad. Un exceso de protección por parte de los padres no es nada bueno para el buen desarrollo del niño.

Demasiado críticos

No vale de nada el reprochar y criticar a todas horas a los hijos. Con ello se va minando poco a poco la autoestima y la confianza de los niños. Lo ideal es felicitarlos por los logros y los objetivos realizados. La crítica por parte de los padres hace que los niños se encuentren a la defensiva en todo momento y se sientan inútiles con todo lo que hacen.

Egoístas

Los padres tóxicos suelen ser egoístas con sus hijos. No le dan importancia a las diferentes necesidades que tengan los niños y únicamente piensan en ellos mismos. El egoísmo suele afectar de manera negativa al estado emocional del pequeño pudiendo causarle alto niveles de ansiedad y de depresión.

Autoritarios

El exceso de autoridad es otra de las características más claras en los padres tóxicos. Se muestran inflexibles ante cualquier conducta de sus hijos e imponen su autoridad a todas horas, lo que provoca un sentimiento de culpa en los hijos. Con el paso del tiempo estos niños se convierten en adultos con muchos problemas emocionales que repercuten negativamente en su vida diaria.

Ejercen presión en los estudios

No se puede obligar a un hijo a estudiar algo que no quiere. Son muchos los padres los que presionan a sus hijos a la hora de elegir una determinada carrera sin tener en cuenta lo que quieren de verdad.

Negativos y descontentos con el mundo

Los padres tóxicos están descontentos a todas horas y no son felices con la vida que llevan. Esta negatividad y pesimismo la reciben los hijos con todo lo malo que ello conlleva. Con el tiempo se convierten en niños tristes e infelices que no se contentan con nada.

En definitiva, la toxicidad de los padres la terminan absorbiendo los niños, algo que se hace realidad al llegar a la etapa de adulto. Los padres deben criar a sus hijos teniendo en cuenta una serie de valores como el respeto o el amor para conseguir que sean buenas personas a largo plazo. Es importante que los niños puedan desarrollarse por completo y no limitarlos de manera abusiva.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.