¿Como quitar los padrastros sin dolor?

padrastro

Los padrastros no son difíciles de quitar. Basta con tirar un poco la piel para que se arranque, a veces con más o menos fuerza, al final siempre se quita. Esta sería la manera en la que muchas personas recomendarían quitarse un padrastro, de hecho, la mayoría de las personas lo hacen así.
Realmente es un gran error y lo peor, es que todos lo saben. Si quitamos un padrastro tirándolo solo vamos a ganar una buena dosis de dolor, también puede llegar a inflamarse la parte del dedo de la que arrancamos la piel. Y hay algunos casos en los que la herida puede infectarse, llegando a producir pus y tres veces más dolor.

Pocas personas saben lo fácil e incluso placentero que puede llegar a ser quitarse un padrastro de la forma adecuada. Solo necesitamos un poco de tiempo (muy poco) y paciencia. Nuestras manos lo agradecerán.

Existe un método infalible y muy sencillo para quitar los padrastros sin dolor. Consiste en llenar un recipiente con agua tibia para después sumergir los dedos durante al menos cinco minutos para que se ablanden. Después debe cortarse la piel del padrastro con unas tijeras para cutículas (también puede hacerse con un buen corta uñas). Lo más importante es el corte, debe hacerse sin fuerza y lo más cerca posible del dedo, de manera que la piel no se tire ni se lastime. No se trata de arrancar la piel sino de cortarla. Este método además de indoloro evita las infecciones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *