Cómo quitar las pestañas postizas sin dañar tus ojos

pestañas postizas

Hay mujeres que no utilizan las pestañas postizas porque piensan que son demasiado difíciles de quitar o de cuidar y nada más lejos de la realidad, son cómodas y lo puedes hacer en tu propia casa. Las pestañas postizas se unen a las pestañas naturales con un pegamento semi-permanente, algo que hace que quitarlas sea un proceso delicado pero fácil. Puedes eliminar tus pestañas postizas o extensiones de pestañas sin dañar tus pestañas naturales ni tus ojos.

Las pestañas postizas pueden durar incluso varias semanas, pero después de un tiempo empezarás a notar que alguna parte de ellas empiezan a romperse o incluso que se caen. Las pestañas naturales tienen fuerza y también necesitan respirar para seguir sanas y saludables. Por eso es necesario que dejes un tiempo entre la utilización de unas pestañas postizas y otras.

Qué necesitas para quitar las pestañas postizas

Si lo haces bien, quitar las pestañas postizas en casa es seguro y no tienes por qué hacerte daño en absoluto. Sólo deberás centrarte en disolver el pegamento que mantiene las extensiones de las pestañas en tus párpados. No es muy difícil y no necesitarás productos químicos que sean perjudiciales para ti, sólo necesitarás un producto que todas solemos tener en casa: aceite de oliva (si es aceite de oliva virgen extra será mucho mejor).

Aunque también puedes añadir un poco de aceite de coco para que aún puedas suavizar más e hidratar la piel de alrededor de los ojos y también nutrirla. Pero, una vez que sabes esto, ¿qué debes hacer para quitar las pestañas postizas?

pestañas postizas

Qué debes hacer para quitar las pestañas postizas

Primero deberás quitarte cualquier resto de maquillaje en tus ojos  en cualquier parte de tu cara, puedes usar un desmaquillante suave y después un limpiador de agua. Por último, no olvides enjuagar bien tu cara para que quede totalmente limpia y libre de impurezas.

Pon a hervir un recipiente de agua y cuando esté hirviendo pon el rostro encima para que te dé el vapor, para conseguir mejores efectos cubre tu cabeza con una toalla grande y aguanta en esa postura durante 10 minutos. Esto te ayudará a que el pegamento de las pestañas postizas se reblandezca y sea más fácil quitar las extensiones, y de paso te podrás limpiar los poros de la cara.

Después sumerge una bola de algodón en el aceite de oliva o de coco y desliza suavemente a lo largo de la línea de pestañas ayudando a que las extensiones se deslicen poco a poco. Quizá debas repetir este paso para disolver el pegamento por completo. Cuando las extensiones ya están fuera deberás enjuagar tu cara con agua tibia para eliminar el exceso de aceite. Por último, no dudes en aplicarte una crema hidratante facial para tener la piel bien nutrida y que tus pestañas vuelvan a tener la buena salud que tenían antes.

pestañas postizas

Debes hacer este procedimiento con cuidado, pero si lo que tienes son extensiones de pestañas y con este método no salen bien, entonces deberás acudir al profesional que las puso para que te ayude a retirarlas sin dañar ni tus pestañas naturales ni tus ojos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *