Cómo quitar las manchas de helado de la ropa

Quitar manchas de helado

No hay verano sin helado y con toda probabilidad, con manchas en la ropa. Algunas manchas son muy difíciles de quitar y las de helado son una de ellas. Sin embargo, existen algunos trucos con los que podrás deshacerte de las molestas manchas de helado de tu ropa. Eso sí, cuanto antes actúes mucho mejor, porque si dejas que la mancha se seque tendrás que invertir un poco más de tiempo y esfuerzo para deshacerte de ella.

También hay que tener en cuenta qué tipo de prenda es, cómo de resistente es el tejido, si tiene alguna recomendación especial para su lavado o si no se puede utilizar algún producto específico. No obstante, si finalmente no puedes quitar las manchas de helado de la ropa, siempre puedes jugar a reutilizarla con algunos cortes por allí, algunos apliques por allá y un poco de imaginación.

Quitar las manchas de la ropa sin usar productos agresivos

Quitar manchas

Hoy en día existen productos químicos con los que podrás quitar todo tipo de manchas, de cualquier prenda, incluso cuando esta se ha secado. Sin embargo, se trata de productos que contienen agentes químicos que pueden dañar tu ropa, son poco sostenibles y además bastante costosos. Por ello, antes de recurrir a uno de esos remedios, prueba con alguno de los muchos trucos caseros que existen. A continuación te contamos alguno de esos trucos para las manchas de la ropa.

¿Estás fuera de casa? Corre al baño más cercano

Estás en la calle tomando un rico helado en una terraza y de repente te encuentras con el manchurrón en los pantalones. Para evitar que la mancha se seque y quede adherida a las fibras de la ropa, debes actuar con rapidez. Primero toma una servilleta limpia y retira el helado, con cuidado y sin frotar porque eso no hará más que agravar el problema. Ve al baño, lávate las manos y aplica un poco de jabón de manos sobre la mancha. Puedes distribuirla con los dedos, pero no la mojes si no quieres tener que volver corriendo a casa. Al volver a casa, mete la prenda en la lavadora y lava con el resto de la ropa con normalidad.

Con jabón líquido

A veces te lo estás pasando tan bien que no te das cuenta de que te has manchado hasta que no vas a casa, incluso, hasta que no vas a lavar la ropa. En ese momento lo normal es que la mancha de helado se haya secado, por lo que deberás aplicar algún truco extra para deshacerte de ella. Antes de meter en la lavadora, humedece la prenda por la zona de la mancha, aplica detergente líquido y frota con suavidad. Aclara y repite el proceso hasta que veas que la mancha desaparece por completo. Después ponla a lavar con normalidad y con seguridad podrás ver que la mancha de helado se ha borrado de tu ropa.

¿Era un helado de chocolate?

Helado de plátano y chocolate con galleta

El chocolate siempre complica las manchas de la ropa, porque es uno de los alimentos más difíciles de eliminar de los tejidos. Difícil, pero no imposible, al menos en la mayoría de los casos. Si la mancha de helado era de chocolate, deberás seguir este truco. Mezcla tres partes de agua y una de bicarbonato. Introduce la prenda en el agua, asegurándote de que empape bien la zona de la mancha. Deja actuar unos minutos y luego lava con normalidad.

Como truco final, si te encuentras con una mancha de helado en la ropa y no encuentras un jabón de ropa o de manos en el momento, siempre puedes pedir en la cafetería o heladería un poco de detergente para vajillas. El efecto anti grasa es super potente y muy efectivo en casi todo tipo de manchas de alimentos. Eso sí, mira primero la etiqueta de la prenda por si es delicada y necesita unos cuidados especiales, no sea que por no mirar bien se estropee una prenda especial. Y si no se puede arreglar, siempre tienes la opción de convertirla en algo nuevo y totalmente diferente.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.