Cómo quitar el esmalte permanente

Cómo quitar el esmalte permanente

La manicura se ha convertido en una de las mejores ideas para nuestras manos. Porque pueden aportar numerosos estilos, colores y diseños que lucir a nuestro antojo. Pero hoy no venimos con nuevas ideas en ese terreno sino a mostrarte cómo quitar el esmalte permanente, que también es otra de las grandes elecciones en belleza.

Esmaltes de larga duración que podemos aplicar sobre la uña directamente o en uñas postizas o acrílicas. Son ideas realmente a largo plazo pero es cierto que en el momento menos pensado pueden estropearse y de ahí que te traemos los mejores consejos para poder quitar los esmaltes permanentes sin ningún esfuerzo.

Cómo quitar el esmalte permanente en casa sin acetona

Su nombre ya nos da todas las pistas posibles y es que, al estar hablando de un esmalte semipermanente, cuando lo queramos retirar quizás se complique un poco en comparación con los esmaltes básicos. Es cierto que resisten más tiempo en la uña pero también a la hora de querer deshacernos de ellos. De ahí que cuando pensamos en retirarlos, uno de los trucos más rápidos es apostar por la acetona hasta ablandarlo. Pero si no quieres recurrir a ella en este caso, sí que hay otras opciones que debemos tener en cuenta.

  • Para ello necesitas de una lima de grano grueso. Es cierto que es un proceso lento, porque tenemos que retirar toda la parte del esmalte, pero con cuidado para no llegar a dañar nuestras uñas.
  • Cuando hayas eliminado gran parte del esmalte con dicha lima, puedes cambiar por una que sea más fina, ya que estamos más próximas a las uñas naturales y queremos evitar dañarlas.
  • Ten sumo cuidado cuando ya haya desaparecido gran parte del color. Pero no te preocupes porque las uñas naturales estarán recubiertas por una capa de protector, que se usa antes de las manicuras.
  • Si tienes destreza, puedes usar un torno. Ya que es otra de las maneras perfectas y rápidas para poder decir adiós a un esmalte permanente. Por lo que te evitarás todos estos pasos con las limas.
  • Si te quedan algunos restos, no te preocupes, porque recuerda que siempre es mejor ser precavidos con nuestras uñas.
  • Recuerda que aunque veamos que el esmalte se levanta por algunas zonas, nunca debemos tirar de él porque es otra de las acciones que dañan las uñas. Siempre es mejor seguir los pasos anteriores.

Cómo quitar el esmalte semipermanente sin papel aluminio

Cómo quitar uñas permanentes sin papel aluminio

Envolver las uñas en papel aluminio con una capa de acetona, es uno de los pasos más conocidos para eliminar los esmaltes. Pero en este caso, vamos a quitar las uñas permanentes sin el papel aluminio sino con otra serie de trucos que son igual de efectivos y también rápidos.

  • Una de las mejores ideas es empapar trozos de algodón en acetona, que cubran la uña, y que colocaremos sobre la misma hasta que se ablanden.
  • También aplicar un poco de acetona y luego limar puede ser otro de los grandes remedios, pero es cierto que volvemos a mencionar que debemos tener cuidado con el limado y no pasarnos. La acetona lo que hará es que ablandará el esmalte, para conseguir retirarlo en menos tiempo y de una manera un tanto más sencilla.
  • Los dedales especiales para las uñas. ¿Los conoces? Son una especie de gorritos de silicona que tienen la forma de los dedos. Por ello su uso es de lo más sencillo: Tanto solo tienes que rellenarlos con acetona y colocártelos en los dedos. Son más seguros y en unos minutos podrás decir adiós a tu esmalte.

Cómo quitar el esmalte sin dañar la uña

Una de las preocupaciones que siempre tenemos presente es que queremos retirar el esmalte sin dañar la uña. Es algo que tenemos bien claro y que estamos comentando en cada punto. Por ello, si en lugar de acetona pura quieres otro producto, puedes optar por otras ideas que también tienen como finalidad el poder ablandar tus uñas, pero sin recurrir a la acetona como tal. Es cierto que no siempre se puede conseguir y tenemos que optar por los demás consejos que os dejamos en otros puntos. ¡Pero nada se pierde por intentarlo!

  • Desodorante con alcohol: Si tienes desodorante en spray, que sepas que no solo te sirve para las axilas, sino ahora también para aplicar sobre las uñas, ablandarlas y poder retirar una buena capa de esmalte.
  • De igual modo, la laca para el pelo también puede ablandarlo. ¿Lo has probado alguna vez?
  • Tu perfume favorito también tendrá una buena dosis de alcohol, así que, también puedes aplicarlo en un poco de algodón y este, colocarlo sobre tus uñas.

Cuando no tienes acetona cerca y necesitas decir adiós a ese esmalte que ya te está molestando, es una gran idea el poder disfrutar de otros remedios caseros como los mencionados. ¡Seguro que consigues tu propósito!

Cómo quitar el esmalte sin dañar las uñas

Cómo reparar las uñas dañadas por el esmalte

Es cierto que si seguimos una serie de pasos correctos, no tenemos porqué lamentar ciertos problemas en las uñas. Pero es cierto que a veces hacemos un mal uso de este tipo de esmaltes, como haciendo repetidas manicuras, entre otras cosas. Esto nos puede dejar un desgaste en las uñas que no queremos ver. ¿Qué puedo hacer para reparar las uñas dañadas?

Mucha hidratación

Es uno de los pasos a tener en cuenta. La hidratación de nuestras uñas y de las cutículas es más que obligatorio. Podemos tener aceites especiales o bien, aplicar una crema que tengamos a mano. La idea es que estén siempre suaves, hidratadas y dejando fuera la sequedad. Por ello es importante realizar un ligero masaje por toda la zona afectada.

Mejora tu alimentación

No siempre es cuestión de aportar elementos externos, sino que el cuidado comienza por nuestro interior. De ahí que debemos apostar por una mejor alimentación que incluya Omega 3 y este lo encontraremos en pescados como el salmón, mariscos así como en los frutos secos y en semillas de chía.

Cúbrelas ante productos agresivos

Ya siempre solemos hacerlo, pero no está de más el recordarlo. Cuando vamos a usar algún tipo de producto que pudiera dañar nuestras uñas, entonces lo mejor es apostar por unos guantes. Esto sucede cuando utilizamos los productos de limpieza en el hogar, por ejemplo. Ya que algunos pueden ser más dañinos que otros para nuestra piel y nuestras uñas.

Déjalas reposar

Aunque sabemos que te encantan las manicuras de todas las formas y colores, lo mejor es que tras haber dicho adiós a un esmalte permanente, dejes respirar a tus uñas. Todos necesitamos el descanso y ellas, todavía más. Necesitan recuperarse de dicho proceso y por ello, recomendamos un par de semanas como mínimo antes de volver a pintarlas.

Un tratamiento de queratina

Es cierto que en este caso ya puedes asesorarte en tu centro de belleza habitual. Porque si las uñas están muy dañadas, entonces puedes echar mano de una idea como esta. Se trata de aplicar un tratamiento de queratina. La que nos dejará también una alta dosis de hidratación al mismo tiempo que regenerará las uñas. Ya que estas se dañarían tras el limado intenso que le hemos dado. ¡Otra de las opciones que debemos tener en cuenta!

Cómo quitar esmalte permanente en casa

Si estás pensando en quitar el esmalte permanente en casa, entonces siempre se nos viene uno de los consejos más básicos y que dan el mejor resultado. Si bien antes lo mencionamos y hemos dado ideas contrarias, ahora apostamos todo al papel aluminio. Porque así, estamos dejándote numerosas opciones para que tú puedas elegir entre las que mejor vayan contigo y con lo que tengas por casa.

En este caso, y en la mayoría, recuerda que antes de aplicar acetona lo mejor es cubrir las cutículas con un poco de vaselina. Pero intenta que nunca toquen la uña en sí, porque entonces el trabajo de retirada del esmalte sería todavía más complicado. ¡Dicho esto comenzamos con los pasos que debes seguir!

  • Primero puedes limar un poco la uña. Por lo menos para retirar alguna capa del esmalte y que el trabajo de la acetona sea más rápido.
  • Hecho esto, Tienes que recortar unos trozos de algodón, empaparlos muy bien en acetona y colocarlos sobre cada uña.
  • Cuando lo tengas, tendrás que volver las uñas, con el algodón, en papel aluminio. Intenta asegurarte de que queda bien sujeto o fijo para evitar que se nos caiga en unos segundos.
  • Ahora tienes que esperar un tiempo prudencial que será de unos 15 minutos aproximadamente. Seguro que durante ese tiempo notas un poco de calor en los dedos.  Claro que la sensación es que te quema, entonces debes retirar todo el producto rápidamente para lavar tus manos. Ya que hay personas que tienen reacciones alérgicas a la acetona.
  • Cuando se termine el tiempo, comenzarás a abrir el papel, de uno en uno y sin tirar de él. Verás cómo el esmalte está más blando y en este momento, un palito de naranjo te va a ayudar a ir retirándolo. Comienza por la base de la uña o el nacimiento de la misma.
  • Finalmente, tenemos que pulir la uña con una lima para retirar algunos restos del esmalte que se nos hayan quedado.

Como el proceso tiende a resecar la piel y las uñas, cuando hayas terminado, acuérdate de aportarles una buena hidratación. Puedes usar aceite para cutículas y realizar un sencillo masaje por la zona. Aunque si no dispones de él, entonces una buena crema hidratante que tengas por casa será más que suficiente. Ahora solo debes dejarlas descansar sin manicura durante un par de semanas. ¿Aguantarás todo ese tiempo?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.