Cómo proyectar lenguaje corporal positivo

lenguaje corporal

Cuando usas un lenguaje corporal positivo, puedes añadir fuerza a los mensajes o ideas verbales que quieres transmitir y te ayuda a evitar el envío de señales confusas. No te pierdas algunas posturas básicas que puedes adoptar para proyectar confianza y apertura.

Crear una primera impresión segura

Estos consejos pueden ayudarte a ajustar tu lenguaje corporal para que des una excelente primera impresión:

  • Tener una postura abierta. ¡Relájate, pero no te encorves! Siéntate o ponte derecho y coloca las manos a los lados. Evita ponerte de pie con las manos en las caderas, ya que esto hará que parezcas más grande, lo que puede comunicar agresividad o un deseo de dominar.
  • Usa apretón de manos firme.  ¡Pero no te dejes llevar! No quieras que se vuelva incómodo o, lo que es peor, doloroso para la otra persona. Si lo haces, es probable que te parezca grosero o agresivo.
  • Mantener un buen contacto visual. Intenta sostener la mirada de la otra persona por unos segundos a la vez. Esto le mostrará que eres sincera y comprometida. ¡Pero evite convertirlo en una competición de miradas!
  • Evita tocarte la cara. Existe una percepción común de que las personas que se tocan la cara mientras responden preguntas son deshonestas. Si bien esto no siempre es cierto, es mejor evitar jugar con el cabello o tocarse la boca o la nariz, especialmente si tu objetivo es parecer confiable.

lenguaje corporal

Hablar en público

El lenguaje corporal positivo también puede ayudarte a involucrar a las personas, a enmascarar los nervios de presentación y proyectar confianza cuando hablas en público Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte a hacer esto:

  • Tener una postura positiva. Siéntate o ponte derecho, con los hombros hacia atrás y los brazos desplegados a los costados o frente a ti. No caigas en la tentación de meterte las manos en los bolsillos o encorvarte, ya que esto te hará parecer desinteresado.
  • Mantén tu cabeza en alto. Tu cabeza debe estar derecha y nivelada. Inclinarse demasiado hacia adelante o hacia atrás puede hacerte parecer agresivo o arrogante.
  • Practica y perfecciona tu postura. Practicarías tu presentación de antemano, entonces, ¿por qué no practicar también tu lenguaje corporal? Ponte de pie de manera relajada, con t peso distribuido uniformemente. Mantén un pie ligeramente por delante del otro, esto te ayudará a mantener la postura.
  • Gestos con manos abiertas. Separa las manos, frente a ti, con las palmas de las manos ligeramente hacia tu audiencia. Esto indica una voluntad de comunicarte y compartir ideas. Mantén a parte superior de tus brazos cerca de tu cuerpo. Ten cuidado de evitar la sobreexpresión, o las personas pueden prestar más atención a sus manos que a lo que está diciendo.
  • Si notas que la concentración de tu audiencia está empezando a disminuir, intenta inclinarte ligeramente hacia adelante mientras hablas. Esto sugiere que los está tomando en su confianza y lo ayudará a recuperar su atención.

Con estos consejos podrás proyectar un lenguaje corporal positivo y mejorar la comunicación tanto en tu vida profesional como en tu vida personal.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.