Cómo proteger tu piel ante el frío

¡Ya está aquí el frío! A algunas de vosotras seguro que os da pereza pensar en el abrigo, la lluvia y el paraguas cuando hace apenas un mes, estábamos disfrutando del calor. Pues nada el frío ya está aquí y viene con mucha fuerza.

Aunque no lo parezca, nuestra piel sufre mucho en los meses de más frío, ya que a los rayos de sol, que siguen siendo agresivos aunque no lo parezca, hay que sumarle las bajas temperaturas y el aire. Nuestro cuerpo sufre una transformación por los cambios de temperatura. Del calor de la casa o de la oficina, al frío de la calle, lo que hace que nuestra piel se reseque mucho más que en otras épocas del año.

Y es que no solo hay que hidratar nuestra piel en verano, sin no durante todo el año, y por ejemplo en épocas como el invierno, esas cremas tienen que ser más untuosas y con más propiedades que en el resto del año. Pasamos de las cremas en gel que utilizamos en verano, a las cremas en formato crema.

¿Qué cuidados fundamentales tenemos que seguir en Invierno en nuestra piel?

  • Asegurarnos de que nuestra piel siempre está hidratada, tanto por fuera como por dentro. Para nuestro exterior utilizaremos cremas con minerales y vitaminas que nos ayuden a mantenerla protegida y con más luminosidad, y por dentro tomaremos mucha agua y bebidas calientes que nos ayuden tanto a regular la temperatura de nuestro organismo como de hidratarnos, como tés u otro tipo de infusiones.
  • No te olvides de la exfoliación una o dos veces por semana. Con ella conseguirás eliminarlas células muertas y agentes externos que puedan perjudicar tu piel.
  • Limpia tu rostro antes de salir de casa por la mañana y antes de acostarte. Este simple ritual es super importante, ya que por la noche nuestra piel expulsa grasa desde el interior, y durante el día atrae mucha suciedad de la contaminación exterior.
  • Aplícate mascarillas una o dos veces por semana para que nuestra piel siempre esté al 100%.
  • La alimentación es super importante, no puedes olvidarte de tomar Vitamina C, por ejemplo con los cítricos que vuelven este Otoño con mucha fuerza, así que no te olvides de desayunar un buen zumo de naranja por las mañanas.
  • Y sobre todo, no te olvides del factor de protección solar, porque aunque no sea verano, el sol también está presente.

Así que este año, no te olvides de proteger tu piel tal y como se merece.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *