Lo mejor para prevenir el resfriado: trucos y consejos

Estamos en una época del año en la que empiezan a bajar las temperaturas y debemos cuidarnos para no caer en las garras del resfriado común. Tan común que se estima que el 80% de las personas lo sufren una vez al año.

El resfriado común se puede presentar de diversas formas, como estornudos, irritación de garganta, dolor de cabeza, congestión nasal… Lo más popular es creer que es el frío el causante de los catarros, así como que la ingesta de mucho líquido, tomar miel, vitamina C y hacer vahos son los mejores remedios, pero eso no es siempre así.

Es complicado librarse del resfriado. Tan sólo una persona ermitaña podría hacerlo porque el virus se transmite a través del contacto directo, así que resulta muy difícil aislarse por completo. Los expertos subrayan que el frío no es el causante del resfriado común, pero sí que es una ayuda para preservarlo dentro de nuestro organismo. Además, advierten que los beneficios de la vitamina C no previene los resfriados, o por lo menos, no hay un estudio que lo demuestre de forma contundente.

¿Qué podemos hacer para huir del virus?

Si el frío no es el causante, ni la vitamina C nos puede ayudar a prevenir este malestar… En adelante desmitificaremos varias teorías sobre este fenómeno:

1. Se debe beber mucho líquido

Debemos mantener el cuerpo hidratado y para ello hay que beber, pero también hay que decir que el consejo de “beber mucho líquido” no está avalado científicamente. Esta costumbre quizá venga de la gente mayor, que acostumbrados a ingerir menos cantidad de líquidos se les recomienda que lo hagan más a menudo y de forma abundante. Esto ayuda a dar fluidez a las secreciones.

2. La miel es buena para el dolor de garganta

Mezclada en alguna infusión, en un vaso de leche o con limón, ayuda a aliviar de manera subjetiva el picor y la molestia producida. También calma la tos. Un estudio reciente reveló que la miel hace el mismo efecto que un antitusivo y además de ser más económica no produce efectos adversos. Aunque para los más pequeños de la familia, los menores de un año, no se aconseja por el riesgo de botulismo.

3. La vitamina C previene el resfriado

A día de hoy no se han dado pruebas científicas de que esta información sea verdad.Una alimentación correcta y saludable que contenga suficientes minerales y vitaminas nos hará estar mejor en cuanto a salud y se podrá combatir mejor los cambios bruscos de temperatura, por ejemplo. No es recomendable si se aprecia que la dieta es baja en vitaminas corregirla con suplementos vitamínicos.

 4. El frío no hace que nos resfriemos

Así de simple, el frío no causa los resfriados. El resfriado es una enfermedad que nos afecta cuando el virus se cruza por nuestro camino. El virus viaja de una persona a otra a través de la saliva que se origina al hablar, toser o estornudar. Es cierto, que es en las épocas más frías del año aumentan los resfriados, y esto se debe a que la gente convive más tiempo en casa y en espacios cerrados, por lo que después, al abrirse de nuevo los centros escolares, se suma el riesgo de exposición del virus.

5. Se debe recurrir a los medicamentos

El resfriado desaparece por sí solo, generalmente dura dos semanas ya sea tomando o no medicamentos. Los medicamentos ayudan a que ese tiempo de sanación se pase sin tanto sufrimiento porque todos sabréis lo molesto que son algunos de sus síntomas.

6. Si estoy bajo de defensas cojo el resfriado antes

Una persona adulta sana puede padecer perfectamente de dos a cuatro catarros durante el año. Los niños hasta pueden duplicar estas cifras, pero no se debe necesariamente al nivel de tus defensas.

7. Hay que lavarse  a menudo las manos

Varios estudios han demostrado que la higiene de las manos es muy importante para mantenerse alejado del virus. Se recomienda lavarse con jabón durante bastante tiempo después de estornudar, toser o atender a una persona enferma.

8. Los antibióticos también tratan los resfriados

Los antibióticos no tratan los resfriados porque son un arma contra las bacterias pero no contra el virus, por lo que no ayudan a curarse antes como mucha gente cree.

9. El tabaco empeora los síntomas del resfriado

Los estudios así lo demuestran. Los fumadores y más si son empedernidos, presentan más riesgo de resfriarse y coger un buen catarro, ya que el tabaco hace que sus síntomas sean más severos. Esto se debe a que al deteriorar las mucosas de las vías respiratorias, favorecen la adhesión y penetración de virus y bacterias.

Con todo esto, espero que tengáis cierto cuidado para manteneros a salvo del virus, yo ya he caído, ahora me falta preguntarme cómo lo he cogido esta vez… yo apuesto que el contacto con personas ya afectadas por el virus y la falta de higiene en mis manos han sido los causantes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.