Cómo pintar un mueble de madera

Si tienes un mueble de madera por casa y quieres darle un nuevo estilo, entonces hoy te mostraremos cómo hacerlo. Porque no siempre necesitamos sustituirlo por otro nuevo, sino que con una mano de pintura y algunos trucos, podemos conservar mucho más tiempo ese mueble que tanto nos gusta.

Además de ser por el cariño, también lo será por ahorrarnos algunos euros. Porque si cada vez que un mueble tiene algún desperfecto, tenemos que comprar otro en su lugar, el agujero de nuestro bolsillo sería bastante considerable. Así que, optaremos por pintar un mueble de madera para que parezca como nuevo.

Primer paso, lijar el mueble

Es uno de los pasos fundamentales y a tener en cuenta. No vamos a poder pintar directamente. Todo lleva su tiempo y sus pasos, ya que si lo hacemos de manera correcta, entonces tendremos un resultado más espectacular. Así es que, necesitamos comenzar por lijar el mueble. Gracias al lijado, eliminaremos restos de las pinturas anteriores así como diversos barnizados. Para evitar ciertas marcas en nuestro mueble de madera, lo mejor es mantener siempre la misma dirección del lijado. Las lijas las podrás encontrar en cualquier ferretería o tienda similar.

Limpiar y aplicar capa de imprimación

Una vez que el mueble esté lijado, debemos tomar un paño húmedo y pasarlo por todo él. Recuerda que solamente se trata de eliminar la suciedad, así que evita que dicho paño esté mojado. Tras haberlo pasado, debes dejar secar un buen rato. Cuando ya lo tengamos bien seco, le tocará el turno a la imprimación. Se aplica para que la madera pueda transpirar y de este modo, diga adiós a la humedad.

Aplicaremos la imprimación con la ayuda de un rodillo. Recuerda colocar siempre algunos papeles en el suelo, para evitar mancharlo. A la hora de comprar este sellado o imprimación, que sea al agua y para madera. No te preocupes si ves que el acabado no es totalmente perfecto. Ya que luego le pasaremos la pintura y no se notará. Recuerda que si la pintura que hayas comprado para el mueble, ya tiene base de imprimación, entonces no necesitarás aplicar este paso.

Pintar un mueble de madera

Ya llega el paso definitivo para poder pintar un mueble de madera. Eso sí, la capa anterior de imprimación tiene que estar totalmente seca y para ello, debes esperar un tiempo prudente. Finalmente, será el momento de darle el nuevo color a nuestro mueble. Lo harás, aplicando finas capas tanto con rodillos como con brochas. ¡Aquí puedes elegir el que mejor te convenga!. Aunque como consejo te diremos que si el mueble es liso, entonces lo mejor es optar por el rodillo. Si tienes partes dibujadas o esquinas complicadas, entonces ten la brocha a mano.

Para un acabado más profesional, lo indicado es dar un par de manos de pintura. Pero recuerda que antes de dar la segunda, tienes que dejar secar la primera. Como no todo sale como esperamos, puede ser que una de las capas no quede del todo bien. Pues ante ello, tómate un respiro, deja que seque y luego, lijarás de forma ligera antes de pasar otra mano de pintura.

Una vez que hayas obtenido el resultado esperado, debes dejar dejar el mueble por completo durante un día. Tras ese tiempo puedes aplicar una capa de barniz con el fin de proteger su superficie. Tenemos la suerte de poder elegir entre numerosos tipos de pintura. Si quieres un acabado mejor y más duradero, opta por una pintura de calidad. Como ves, pintar un mueble de madera no es nada complicado, tan solo se necesita un poco de paciencia por el tiempo que hay que esperar para que se vaya secando. ¿Te pondrás manos a la obra?.


Categorías

Hazlo tú mismo

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.