Cómo pintar muebles de cocina paso a paso

Pintar muebles de cocina

Pintar los muebles de la cocina es la manera más económica de renovar esta estancia de la casa. Por lo general, los muebles de cocina son costosos y no es sencillo renovarlos. Además, puedes encontrarte con limitaciones cuando vives en un piso de alquiler. Ya que no te quieres gastar mucho dinero en una casa que no es tuya de forma definitiva.

Sin embargo, vivir en un piso de alquiler no significa tener que renunciar al propio estilo. De la misma manera que no es necesario renunciar a tener una cocina moderna solo por contar con poco presupuesto. Lo único que necesitas en este caso es saber algunos trucos para pintar los muebles de cocina. Así como los materiales que necesitarás y algunos trucos para darle a tu cocina un aire totalmente novedoso.

Pintar muebles de cocina, preparación y materiales

La forma y la técnica a la hora de aplicar la pintura en los muebles de cocina es importante. Pero más lo es la preparación y los materiales que vayas a utilizar. Por una parte, una mala preparación puede convertir una tarea divertida, en toda una batalla infernal. Porque no eliminar bien la grasa de los muebles impide que la pintura se adhiera correctamente al material.

En cuanto a los materiales, existen muchos tipos de pintura que puedes usar para pintar muebles de cocina, aunque no todos son los apropiados. Si no quieres realizar un doble trabajo, con más esfuerzo de lo necesario y más gasto económico, es importante elegir bien los materiales. Acude a un comercio especializado y déjate asesorar por una persona experta en este tipo de trabajos. Seguro que te ayudará a ahorrar dinero y tiempo.

El paso a paso para pintar muebles de cocina

Renovar la cocina

Ahora que ya sabemos que tenemos que preparar los muebles de cocina antes de empezar a pintar, vamos a ver cuáles son los materiales necesarios. Después, pasaremos a detallar el paso a paso para que puedas transformar tus muebles de cocina con pintura y darle un aire totalmente nuevo a tu cocina.

Materiales:

  • Un desengrasante de cocina, estropajo, agua tibia y jabón para limpiar los muebles
  • Cinta de carrocero
  • Un rodillo de espuma
  • Una brocha pequeña
  • Una lijadora eléctrica o un taco de lija de grano fino
  • Imprimación
  • Esmalte para muebles

El primer paso es la limpieza

Eliminar por completo los restos de grasa de los muebles es esencial para lograr un buen resultado. Utiliza un desengrasante para dejar los muebles completamente limpios. Seca con papel de cocina para eliminar cualquier resto de la superficie. Después, tenemos que proteger las zonas que no queremos que se manchen, como los azulejos, la encimera o los anclajes de los muebles. Retira también los tiradores y sustitúyelos por otros nuevos para un resultado más actual.

Lijar los muebles

Si puedes usar una lijadora eléctrica el trabajo resultará mucho más rápido y ameno. En caso de no contar con esta herramienta, puedes utilizar un taco de lija suave. Eso sí, se trata de lijar muy superficialmente para eliminar el brillo de los muebles y abrir el poro. Cuando estén listos, pasa un trapo húmedo para retirar el polvillo antes de continuar. Ahora es el momento de empezar con los esmaltes.

Imprimación y esmaltado

La imprimación sirve para que la pintura se adhiera mejor al material, te evita tener que dar más manos de las necesarias y ayuda a que la pintura cubra más rápido. Aplica con un rodillo una capa de imprimación y usa un pincel pequeño para las zonas de peor acceso. Deja secar el producto completamente, siguiendo las indicaciones del fabricante en cada caso. Por lo general, para muebles de cocina se recomienda una imprimación con base de disolvente, por lo que se debe dejar secar la imprimación unas 48 horas.

Una vez que la imprimación esté totalmente seca, puedes comenzar a aplicar el esmalte. En este caso, lo más apropiado es un esmalte con base al agua, más fácil de limpiar y no deja olores. Utiliza la brocha para las zonas de difícil acceso y el rodillo de espuma para aplicar el esmalte. Para un mejor resultado se recomienda aplicar dos capas de esmalte, dejando secar entre capas el tiempo que recomiende el fabricante.

Y listo, con un poco de trabajo y muy poca inversión económica, podrás cambiar el aspecto de los muebles de la cocina. Si aprovechas para renovar los tiradores y otros elementos de la cocina, disfrutarás de un espacio totalmente novedoso donde pasar grandes ratos al pie de los fogones.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.