Cómo pasar del pecho al biberón sin traumas

La lactancia materna es uno de los regalos más maravillosos que la naturaleza ofrece tanto a madres como a bebés. Gracias a ella, el recién nacido se alimenta a través del mismo cuerpo que le dio la vida recibiendo todos y cada uno de los nutrientes que necesita para crecer y desarrollarse plenamente y, además, se crea un fuerte vínculo afectivo y emocional entre la madre y el bebé.

Es comprensible, pues, que ante la idea de abandonar la lactancia materna a partir de los 6 meses como parte de una dieta diversificada surjan dudas, miedos y desajustes emocionales en la mujer lactante que desea pasar del pecho al biberón sin traumas y de la forma más respetuosa posible.

Miedos y traumas que debes sanar antes del destete

Antes de destetar a tu bebé e introducir la leche de continuación   a partir de los 6 meses como parte de una dieta diversificada, debes proponerte sanar todos los miedos que el desconocimiento y las malas lenguas te causen; para ello, es esencial que conozcas algunos datos.

  • No es mejor madre la que opta por una lactancia prolongada: para empezar, tienes que tener claro que no eres ni mejor ni peor madre por tomar la decisión de destetar a tu hijo. Solo tú eres conocedora de los motivos que te llevan a retirar el pecho a tu bebé y nadie tiene derecho a juzgarte por ello.
  • El vínculo maternofilial no es menor cuando das el biberón: el intenso vínculo que se crea entre la madre y el bebé lactante es un hecho; lo que no es cierto es que solo sea el proceso de dar el pecho el que genera ese estrecho lazo emocional. Son las caricias, las miradas y el “piel con piel” los responsables de que la magia suceda y todas estas acciones son perfectamente compatibles y aplicables cuando un bebé se alimenta con biberón.
  • La leche de continuación no hará que tu bebé enferme: la leche materna juega un papel esencial en la inmunización y protección contra determinadas enfermedades, eso es innegable. Sin embargo, el hecho de que un niño que toma pecho enferme menos veces que un niño que toma biberón como parte de una dieta diversificada, no deja de ser una simple estadística que no se cumple en todos los casos.

¿Cómo iniciar la transición del pecho al biberón?

Una vez estés decidida a iniciar el proceso de destete a partir de los 6 meses y como parte de una dieta diversificada es importante que conozcas cuál es la mejor forma de hacerlo, teniendo en cuenta que cada situación es un mundo y lo que le sirvió a tu vecina puede que no te sirva a ti. Recuerda que los cambios que vayas a realizar en la dieta de tu bebé siempre deben ser consultados previamente con el pediatra.

  • Tiempo, paciencia y dedicación: pasar del pecho al biberón requiere de compromiso y tacto. Comienza poco a poco y no tengas prisa; puede que tu bebé reciba con los brazos abiertos esta nueva forma de alimentarse o por el contrario, y lo más probable, que se muestre reacio durante los primeros días. La paciencia siempre será una virtud, y hacer una transición progresiva es lo menos que merece tu hijo.
  • Tetina correcta: la textura, forma e incluso olor de la tetina son ligera o drásticamente distintos al pezón del pecho materno. Esto frecuentemente es motivo de rechazo al biberón por lo que deberás encontrar una tetina con la que tu bebé se sienta cómodo y receptivo.
  • Probando: puede que tu hijo esté más dispuesto a tomar leche del biberón cuando tenga hambre o puede que decida probarlo únicamente cuando esté prácticamente saciado de leche materna. Quizá sea buena idea que al principio tú le des el pecho y otra persona querida por el niño le intente introducir el biberón. Sea como sea, la cuestión es probar e ir superando retos.

¿Qué leche de continuación es la más adecuada?

Una de las dudas que acontecen en las madres cuando deciden pasar de la lactancia materna al biberón a partir de los 6 meses como parte de una dieta diversificada es cómo elegir la leche de continuación más adecuada para su hijo, una duda comprensible cuya respuesta no siempre es fácil, ya que cada bebé tiene unas necesidades de nutrición específicas.

Las leches de continuación del mercado son adecuadas para el desarrollo de tu hijo, ya que contienen hierro, que contribuye al desarrollo cognitivo normal de los niños y al funcionamiento normal del sistema inmunitario; zinc, que contribuye al metabolismo normal de los macronutrientes.; y numerosos minerales como el calcio que es necesario para el mantenimiento de los huesos y dientes en condiciones normales. Un ejemplo de una de ellas es Enfamil Premium COMPLETE 2, una leche de continuación a partir de los 6 meses y que incluye todas estas propiedades.

Es importante que antes de elegir cualquier leche, o en casos en los que no sepas si tu bebé está pasando hambre, consultes con el pediatra: él te ayudará a resolver todas las preguntas que te puedan surgir.

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.