¿Cómo mejorar el sistema inmune?

En los tiempos que corren, es lógico tratar que nuestro sistema inmune esté fuerte para poder luchar contra virus, bacterias, hongos, etc.. No sólo estamos hablando de la covid, sino de estar fuertes para no enfermar durante el cambio de estaciones y el cambio de temperaturas. 

De manera que si queréis saber cómo podemos mejorar nuestro sistema inmune para estar fuertes y preparados para luchar contra los agentes externos que pueden hacernos enfermar, os recomendamos leer el artículo de hoy.

Hay muchos factores que afectan a nuestro sistema inmune o que pueden ayudarnos a reforzarlo:

Glucosa

El estilo de vida que llevamos y lo que comemos a diario afectan al rendimiento de nuestro organismo, a todas las funciones que desempeña y a su poder de recuperación y lucha contra agentes externos.

Un abuso en alimentos que se convierten en glucosa en nuestro organismo (azúcares, hidratos de carbono…) no nos resulta favorable. Si queréis ampliar la información sobre cómo afecta la glucosa os recomendamos echarle un vistazo a los siguientes artículos:

Debemos reducir a un nivel optimo o saludable los niveles de glucosa en nuestro organismo, para ello debemos evitar ciertos alimentos y priorizar otros alimentos más saludable y ayudar a nuestro metabolismo a extraer energía no sólo de la glucosa sino también de las grasas buenas.

Un metabolismo que quema ácidos grasos o grasas saludables es más fácil que pueda enfrentarse a cualquier tipo de invasión.  

Al mismo tiempo, al reducir estos alimentos que suelen resultar inflamatorios resulta beneficioso para nuestro organismo y conseguiremos estar más saludables en otros sentidos no solo en nuestro sistema inmune.

Como se ve en los artículos anteriores, son muchos los factores de nuestro organismo que se ven afectados por la nutrición y por ello es importante cuidarla y anteponer una alimentación balanceada y respetuosa con nuestro cuerpo atendiendo a las necesidades propias del mismo.

Quizá pueda interesarte:

Vitamina D

Tomar el sol

La exposición solar es básica para los seres vivos. Con el estilo de vida actual en que pasamos mucho tiempo en oficinas, casas y lugares cerrados en general, la vitamina D se ha visto reducida en muchas personas hasta el punto de tener que suplementarla.

También hay quienes evitan la exposición solar por temor al cáncer de piel, sin embargo una deficiencia de vitamina D favorece que este tipo de cáncer aparezca. Los niveles óptimos de vitamina D están entre 60 y 80 nanogramos por mililitro. Si esta muy por debajo de estos niveles debemos subir esta vitamina lo más rápido que podamos. En estos casos si podemos suplementarla hasta subirla y después mantenerla en buenos niveles a través de tomar el sol y de la alimentación (salmón, mantequilla, yema de huevos, etc.)

Para una mayor información os recomendamos leer el siguiente artículo: La vitamina D, cómo nos afecta y cómo mantenerla en buenos niveles

Aceite de Coco Virgen, Vinagre de manzana y Vitamina C natural

Hay algunos alimentos que ayudan a mejorar nuestro sistema inmune, es el caso del aceite de Coco y el vinagre de manzana.

Podemos tomar un par de cucharadas de aceite de coco al día para obtener ácido laurico. Éste ácido ayuda a romper las defensas de los virus y que nuestro sistema inmune pueda atacarlos con mayor facilidad.

Por otro lado, el vinagre de manzana tiene numerosos beneficios para nuestro sistema digestivo y tener un sistema digestivo saludable significa tener una buena salud en nuestro organismo.

Quizá pueda interesarte:

Podemos tomar entre 1 y 2 g de vitamina C natural. Cuando hablamos de vitamina C natural, no estamos hablando de ácido ascórbico o los suplementos de vitamina C que suelen vender en las farmacias. La vitamina C cuando viene de fuente natural es mejor asimilada por nuestro organismo. Para obtenerla podemos tomar camu-camu o capsulas de acerola.

Terapia de luz infrarroja

Este tipo de terapia son unas lámparas que contienen muchos rangos de luz infrarroja. Ésta luz llega a las células y ayuda a que se regeneren con mayor rapidez. Ello convierte a esta terapia en un aliado excelente para nuestra salud y para la recuperación de numerosas dolencias. Podemos utilizar estas lámparas todos los días unos 15-20 minutos para sentir todos sus beneficios.

Esta luz es beneficiosa para nuestro sistema inmune, para la tiroides, para la piel, el cabello y en general para toda la salud de nuestro organismo.

Vaporización

Podemos realizar vaporizaciones de 1 a 2 veces al día. Al bol de agua podemos añadir aceites esenciales variados como aceite de árbol de te, de eucalipto, lavanda, etc.. cualquier aceite que sea antibacteriano y que se pueden utilizar tanto como remedio una vez hemos enfermado o de manera preventiva.

Spray de agua de mar

Este tipo de spray deben tener exclusivamente como ingrediente el agua de mar purificada. Estos sprays ayudan a tener hidratada las fosas nasales y la garganta. Al tener estas zonas hidratadas tenemos una mayor defensa ante cualquier agresión externa que pueda llegar a nosotros por esas vías.

Puede usarse tanto como queramos porque el agua de mar es afín a nuestro organismo.

Abrir las ventanas

Ventana

Por último, es muy beneficioso ventilar nuestro hogar todas las mañanas, durante al menos 5 minutos. No hace falta un tiempo excesivo sobre todo teniendo en cuenta que vamos de cara al invierno. Además debemos abrir bien persianas y cortinas para permitir que el sol invada nuestro hogar.

Si seguimos todos estos consejos conseguiremos tener un sistema inmune preparado para enfrentarse a lo que venga.

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.